Amor y Amar

El Principio Sintetizador

LoveEl amor es la base de la existencia del universo entero, él es el principio sintetizador. El amor atrae y mantiene todo unido. Incluso los contrarios aparentes pueden ser unidos a través del amor, porque nos hace percatar de los opuestos como complementarios, suplementos mutuos: “la fuente del amor une todo lo que existe.” (Infinity I, 203)

El amor puro es magnético e impersonal. Como las corrientes que corren a través de un imán, éste no elige hacia donde éstas deben fluir, ni lo él que desea atraer. Los Maestros de la Sabiduría viven en este magnetismo divino del Amor. No atraen a la gente, no obstante, ésta es atraída por ellos. Dan a cada alma la medida de libertad que desea. Hay quienes trabajan con constricciones o magnetismo animal; intentan atar a la gente a ellos y controlarlos. Esto no tiene nada que ver con el amor, sino que es manipulación y mantiene a las personas como prisioneros. El amor puro es liberador, no posesivo.

Amor, Emoción, Deseo

El alma irradia Voluntad, Amor y Actividad Inteligente como sus tres cualidades esenciales. Cuando el alma se refleja en la personalidad, las tres cualidades normalmente se distorsionan: la Voluntad se convierte en deseo, la Sabiduría y el Amor divinos se convierten en emoción o en opiniones teñidas de emociones y la Actividad Inteligente se convierte en intelecto concreto, mente racional. El infinito se circunscribe, el Amor se limita y se convierte en amor personal. Amamos a nuestra propia gente y no a otra; tenemos gustos y aversiones y juzgamos a otros conforme a estos. El amor emocional restringe, nos da la sensación de que alguien nos agarra por el cuello y nos presiona. Con su amor emocional, algunas madres pierden a sus hijos, los niños se van, porque no quieren estar acorralados.

Exigir algo en el nombre del amor no es más que el deseo de poseer. Muchos cometen el error de exigir el amor de otros. Esto no funciona. El amor surge en nosotros por sí mismo, o por tener una buena conducta en la vida. Si la pareja exige el amor del otro, en el mejor de los casos se molestan el uno al otro. A menudo vemos también matrimonios rotos; en la mayoría de los casos, la relación fue basada más en la atracción externa que se convirtió luego en aversión. Muchos simplemente desean disolver la unión a causa del comportamiento del otro, se irritan mutuamente, pero permanecen juntos por razones sociales.

La sociedad de hoy no distingue entre el amor y el deseo, e incluso el sexo se confunde con el amor. Cuando un joven mira a una joven y viceversa, hay más deseo y emoción en los ojos que amor. En vez de decir “te amo”, tendríamos que decir: “he caído en la emoción.” Le estamos llamando amor, pero estamos buscando la satisfacción de nuestros deseos. Esto es una distorsión. Cuando además tenemos deseo sexuales de manera ilegal, incluso un discípulo avanzado cae. El saciar nuestros impulsos sexuales de maneras ilegales causa desastres internos y crea problemas externos.

La Pareja Interior

Mientras el hombre y la mujer no están balanceados dentro de sí mismos, existe el impulso del hombre por una mujer y el de la mujer por un hombre. Este deseo se satisface en el sendero espiritual, no por la experiencia del sexo, sino por una provisión que proviene desde dentro. En primer lugar, se nos da a entender que la pareja que elegimos y con quien nos casamos es nuestra pareja de por vida y que estamos atados a ella no solamente de manera ética, moral y social, sino también espiritualmente. A través de la pareja, la Naturaleza provee de la ayuda y el entrenamiento necesarios. La manera moderna de tener una “esposa espiritual” además de la esposa, es una farsa y una burla a la condición de mujer. No existe la adaptación de las reglas a las conveniencias individuales. La vida conjunta y en armonía con el esposo permite ajustes a niveles psíquicos y físicos y las necesidades biológicas se satisfacen en ambos lados. Adicionalmente, se pueden dar cuerpos sanos y armoniosos a las almas encarnantes. Esto, es en sí mismo, un gran ritual. Cuando la progenie, a su debido tiempo, trabaja para el bienestar general, el ritual es llevado a su total realización. En un paso adicional, el hombre se eleva lentamente al estado piadoso, entendiéndose por esto, que el hombre siente más el aspecto femenino en el corazón y la mujer, el aspecto masculino. En esta etapa, se recomienda que el hombre medite sobre la Divinidad como deidad femenina y la mujer sobre lo Divino como deidad masculina. En la India, muchos se vuelven al camino del discipulado de esta manera. Aquí muere la emoción, pero vive el amor verdadero.

El amor puro no puede coexistir con el deseo. Muchos Iniciados han demostrado que puede haber amor sin deseo ni emoción. Así amó Jesús a María Magdalena, pero no la deseó de ninguna manera. Otros la deseaban sin amarla. De un Iniciado fluyen sólo amor y luz todo el tiempo, pero nunca deseo, porque cuando se alcanza el plano de la verdad, los deseos y anhelos dejan de existir. Para El, el amor no necesita tampoco de una persona específica, un objeto o un lugar particular, como es nuestro caso, porque El vive en el Amor. Vivir en el amor es diferente de amar. Amar es un acercamiento personal, mientras que vivir en Amor es la vida en el océano de amor o en la cualidad de alma. Cuando vivimos en amor, el amor se vierte a través de nosotrosy no conocemos preferencia alguna. Sin embargo, cuando comenzamos a amar, esto es un aspecto personal.

Mucho se habla acerca de tener que amar al prójimo, pero con el requisito de amar al los otros, e incluso a nuestros enemigos, no podemos vivir el amor. El amor surge de la experiencia de la unidad; al percatarse de la unidad, el amor comienza automáticamente a fluir. Cuando retenemos esta unidad de la existencia en el trasfondo de nuestra mente, encontramos al Uno en nosotros mismos y también en todos los demás, al margen de que les gustemos o no.

El Amor significa cuidar algo; el ignorar no es amor. Cuando tenemos amor en nosotros mismos, dar y compartir es también natural, sin sentimientos malos. Con amor podemos hacer fácilmente un sacrificio. El dinero es un medio excelente para demostrar amor; en las manos de personas de buena voluntad puede hacer mucho de bueno. Si no contamos con los medios necesarios, podemos ganar dinero o también ayudar a la gente con otras capacidades. De igual manera, mucho nos es dado por la Naturaleza sólo por puro amor. Debemos percatarnos de estos regalos y ser agradecidos.

El Poder del Coral

En el plano físico podemos entender al poder cohesivo del amor como la sangre. Se hace mucha magia por medio de la sangre porque esta tiene un impacto magnético. A nivel del color, puede ser vista como el color rojo que emerge antes del amanecer. Es el color rojo coral llamado Ardra en Sánscrito. Los corales llevan mucho de la energía de Ardra. El contacto con los corales estimula la cualidad del corazón y el principio vida en nosotros. Los corales nos dan el calor del amor, no el deseo corporal, sino el sentido de pertenencia. En el Oriente, mucha gente lleva collares de coral. No deben usarse sobre la ropa para que todo el mundo los vea, sino de forma que tengan contacto con la región del corazón; sólo entonces nos darán su influencia. El rojo coral es un color protector; esencialmente es la cualidad sublime del loto del corazón. Los videntes se percataron en él, de la cualidad divina inherente de la sangre. La meditación sobre este color disipa impurezas del aura y nos hace recibir las verdaderas características del amor divino. En la India se hace la adoración ritual de la Madre Divina con el polvo de azafrán color rojo coral y con flores de color rojo coral. Así es adorada la belleza del amor de la Madre teniendo en cuenta que ella entreteje todo y lo sostiene en mutualidad e interdependencia. Nada existe independientemente por sí mismo: los minerales, las plantas, los animales, los seres humanos y los devas, todo está hermosamente interconectado a través de la mutualidad, la interdependencia y el hilo de la cordialidad.

Fuentes utilizadas: K. P. Kumar: Hércules: El Hombre y el Símbolo / Venus. El Sendero hacia la Inmortalidad / La Cruz de Acuario / notas de seminarios. The World Teacher Trust – Dhanishta, Barcelona, Espana. – Infinity I. Agni Yoga Society, New York (www.agniyoga.org ).