Escorpio

artwork from: www.stellarium.org; by: Johan Meuris : http://users.pandora.be/jomejom/; Copyright: http://artlibre.org/licence.php/lalgb.html

Parte 1

Escorpio – Tiempo de Reorientación

El zodiaco representa el viaje del alma de manera simbólica. La entrada del sol en el signo de Escorpio marca el punto en la vida donde el hombre tiene un punto decisivo de crisis y resuelve reorientarse, para retornar de la objetividad hacia la subjetividad. Es como decir “ me levantaré e iré a mi Padre.” Cuando nos dirigimos a casa, somos confrontados con todo lo que hemos construido en nuestro viaje hacia lo externo con indiferencia, negligencia, abandono, odio, celos, y con otras muchas cosas. Debemos enfrentarlas y ajustar todo. Por tanto, el sendero de Escorpio es uno de prueba, de experimentación – y de triunfo final, porque la voluntad se fortalece más y más.

Somos almas y por tanto en forma natural llevamos la Luz, el Amor y la Sabiduría, no es necesario para nosotros adquirirlas. Pero sobre el alma, existen capas de impurezas acumuladas, las cuales impiden su funcionamiento y hacen la luz opaca. Cuando la materia prevalece, la luz del alma, palidece y hay una gradual caída en el estado de materia, como en una espiral angosta.

Nosotros somos almas, no el cuerpo. Nos son dados tres cuerpos, uno es el cuerpo mental, el segundo el emocional o cuerpo astral, y el tercero es el cuerpo físico. En este triple cuerpo, el alma con su Amor, la Luz y la Sabiduría se incorporan y vivimos allí como en una casa. Si nosotros tenemos el control sobre los cuerpos, somos Maestros. Cuando no sabemos como vivir en la casa, los cuerpos tienen el control sobre el alma y nos convertimos en prisioneros. A través de la búsqueda de placer, del comfort, y de la errónea utilización del dinero y de la sexualidad, el cuerpo físico cierra una puerta. Por la ambición, el odio y el miedo, el cuerpo emocional cierra otra. El prejuicio, la crueldad, el orgullo finalmente enjaulan al alma dentro del cuerpo mental. Como sombras oscuras estas cualidades se aposentan en nuestro interior y nos hacen olvidar nuestro origen. La personalidad crece fuerte, pero la conciencia interna muere.

Muerte de la Conciencia

Se dice que Escorpio causa la muerte de la conciencia. El pájaro sol con alas, se convierte en una serpiente arrastrándose que cavó ella misma más y más profundo dentro de la materia. A través de la caída descrita en todas las grandes escrituras mundiales, el hombre pierde la conciencia del espíritu y queda enterrado en la materia. “cuando toca tierra, es tan oscuro como la noche” así se explica en el lenguaje de H.P. Blavatsky. Negro es el color de Escorpio, plomo es el metal. Drogas y venenos que causan pérdida de la conciencia son regidos por este signo, pero también grietas y hoyos, así como también plantas amantes de la oscuridad, animales y gente.

… Y Conciencia de la Existencia

En la oscuridad de la más densa materia, nosotros con certeza olvidamos nuestra existencia – como en un sueño profundo -, pero no cesamos de existir. Y así como cualquier estado de Luz es una profecía de la oscuridad, así cualquier estado de oscuridad también es una promesa de Luz. Por esa razón Escorpio simboliza no solamente la suspensión de la conciencia, sino también la desaparición de la conciencia inferior en el hombre Superior: Cuando el hombre es alertado de su Ser como pura existencia y ya no se identifica más con su cuerpo, sus emociones y sus pensamientos, esto lo liberará del aprisionamiento de materia. La conciencia de AQUELLO que yo en lo más interno SOY, levanta al espíritu del mundo denso material. Entonces la historia de Escorpio es la historia de la desaparición del hombre y la aparición del Iniciado. El iniciado realiza su identificación con su origen: la serpiente arrastrándose en la tierra se levanta y se convierte en la serpiente alada, el águila. El bastón de Hermes – el símbolo de los doctores-, la Serpiente emplumada de los Mayas Mexicanos, la decoración de la cabeza de los Hierofantes Egipcios, así como las serpientes Chinas e Indias, o Dragones de Sabiduría, apuntan hacia este secreto.

Transformación Secreta

El camino hacia la Luz, es el difícil sendero del filo de la navaja, de disciplina espiritual, en el cual la personalidad muere, el alma nace y finalmente el espíritu es revelado. El progreso en el estado de Escorpio es en silencio y en secreto. Todo es conducido dentro, y trabajado para beneficio de otros. Pero mientras el hombre se retira en su propio ser para transformación interna, él no descuida sus deberes sociales y domésticos. Nada de su trabajo interno se ve en la superficie, aún su propio vecino no sabe nada acerca de esto. Aquí muchos fallan en el camino, se hacen poco prácticos y soñadores. Por tanto pierden su pisada firme en la vida objetiva, pero tampoco ganan algo en la subjetividad.

Ritmo y Ritual

Escorpio es el signo de los rituales. El ritual el orden elevado imitado en el plano material. Los rituales genuinos se relacionan con la muerte de la personalidad y el nacimiento de la conciencia. Una vida rítmica es un pre-requisito para un ritualista. El ritmo lleva al ritual y el ritual lleva a los secretos ocultos, los cuales revelan la Luz de la Verdad.

El Ritmo es diferente de la rutina. La rutina es un movimiento mecánico, el ritmo lleva la vida de la frescura en su acercamiento. Conducir la oración y la meditación como una rutina, es diferente de conducir la meditación como un ritual. Si las meditaciones de la mañana y la noche se conducen como un ritual, nos embarcamos en un sendero espiral hacia lo elevado. Si lo hacemos como rutina, esto significa que marcamos el tiempo. Para aquellos que están muertos con la rutina, cada mañana es lo mismo; ellos están muertos en espíritu. Pero existen personas que pueden gozar cada amanecer, y pueden ver la belleza del amanecer diariamente por décadas.

La intención de Escorpio es interiorizar para realizar la Voluntad de Dios. Cuando esto se ha logrado, la incubación de la desaparición termina. El hombre va de nuevo al mundo y trabaja con la sociedad. Por este trabajo a menudo el se encuentra con falta de comprensión y criticismo, y muchos están esperando encontrar faltas en él. Él sin embargo se ríe con ellos y continúa su trabajo – para aquellos que tratan de encontrar la entrada al Templo.

Parte 2

Desaparición del Espíritu

Si se construye una casa con ladrillos y cemento, el espacio parece dividirse entre el interior y el exterior, y subdividirse en muchos espacios. El espacio infinito único parece desaparecer. El espacio incorpora al espíritu. Podemos entender la materia como una ruptura del espacio, una ausencia relativa de espíritu-conciencia. Escorpio representa esta ausencia en la que espíritu-conciencia parece desvanecerse. Cada vez que hay círculos cerrados en nuestra conciencia, hay muerte. Cuando se excava un agujero en nuestra conciencia, morimos espiritualmente, mientras vivimos materialmente. Mientras la humanidad tienda a ser materialista, será común encontrar también un círculo cerrado en la conciencia. Estamos considerados como muertos vivientes mientras olvidemos nuestra existencia y no nos percatemos de nuestro estado original. La sabiduría oriental enseña que la formación de los mundos ocurre como si un grabador abriera orificios en el espacio produciendo así brechas o círculos cerrados en la conciencia. “Fohat –el poder la manifestación activa – abre agujeros en el espacio.”

No existe estado en el que haya sólo materia sin espíritu, o viceversa. Uno desaparece en el otro, pero no existe la ausencia total de ninguno de los dos. Muchos piensan que la materia sutil se convierte en la materia densa cuando se condensa. Otra idea plantea que la materia sutil se convierte en densa a causa de una retirada gradual del espíritu. La relativa desaparición del espíritu cause pesadez en lo material.

Secreto

El signo de agua de Escorpio es el octavo signo del zodíaco. Es en la octava casa en que ocurre el descenso del espíritu a la materia en una espiral convergente, hasta que la conciencia queda aprisionada como en un hueco negro. El negro es el color de este signo, y el plomo es su metal. Escorpio rige todas las sustancias venenosas, todo lo que paraliza la conciencia. El alcohol, el tabaco, las drogas, y también el sexo como indulgencia. Marte es el regente de este signo. Con magnetismo animal, utiliza todos sus recursos para atraer al sexo opuesto por medio de gestos y miradas. En el aspecto corporal, Escorpio rige sobre los órganos sexuales y sobre los problemas de los órganos y glándulas excretorias, el colon y las hemorroides. Su ubicación es fundamentalmente el centro spleen que rige los procesos del agua en el cuerpo. No obstante, está también íntimamente relacionado con el centro base en el cual se esconden las más altas y las más bajas funciones, manteniéndonos dentro de la materia, pero ayudándonos también en el camino de ascenso.

El símbolo de este signo (♏) representa la “m” de la materia y el aguijón del escorpión que, secretamente, nos lleva a morder. A Escorpio no le gusta que nadie le conozca. Tiene un miedo instintivo de que otros le conozcan. Si sigue los instintos de su naturaleza inferior, puede volverse autosuficiente, cruel e instintivamente traicionero mientras da la impresión al mundo exterior de ser amable, inocente e inofensivo. Al final, ha de ser un fracaso en la vida a causa de sus propias acciones. El deseo de ocultar los pensamientos propios y la tendencia a desconfiar de los pensamientos de otros son la causa de todos los pecados y los sufrimientos de la humanidad. De esta forma, el hombre se sepulta más y más en la materia, y la conciencia muere. El poder de la serpiente de kundalini baja por el árbol de la vida para luego trepar por el vientre.

La Alquimia Interior

Cuando emprendemos nuestra jornada de retorno y tratamos de liberar nuestra alma de la prisión de la materia, nos enfrentamos cara a cara con nosotros mismos y con nuestro propio karma. Es fácil manejar los problemas ajenos, pero es muy difícil enfrentar los propios. Ahora saturno dirige el trabajo hacia Escorpio. Él nos ayuda a suavizar nuestros vértices y nos enfrenta con muchos elementos que no nos gustan: muchos planes se frustran y tenemos que aprender a esperar. Cuando aceptamos nuestras limitaciones y tratamos de trabajar con ellas, la materia cede su condicionamiento: el alma respira aires de libertad por vez primera y la serpiente que se arrastra por el suelo se levanta lentamente y se alza como una serpiente alada.

En el camino de regreso al alma, atravesamos un proceso de alquimia interior. Los antiguos alquimistas como Paracelso le llamaban a este proceso la purga a través del fuego, en el que todo lo que no es esencial se quema y el metal impuro se transforma en oro. Durante esta transformación, todo lo que hemos tejido alrededor de nosotros es sacrificado: nuestra personalidad, nuestro comportamiento emocional, nuestro intelecto, nuestras propias ideas y nuestra lógica personal, lo que nos hace revalorar nuestros derechos. Ya no buscamos reconocimiento y renunciamos al nombre y a la fama. Aunque el sacrificio y la renunciación se demuestran en la vida diaria, no hay sentimiento asociado con tales actos porque se ha vuelto natural el ser así, aunque un espectador pudiera pensar que se trata de un sacrificio conciente. Con determinación, anda por su camino, el camino de la Cruz Fija. Para él, Escorpio se convierte en el signo de la disciplina y le pone en contacto con las energías de Urano. Las dificultades familiares, con su vocación, su salud, o su nombre le ponen en continua revolución y convulsión. Su poder de permanencia es probado una y otra vez en sus crisis interiores. A través de las energías de Urano, el poder escorpiónico de la voluntad de su personalidad se transforma y se ajusta a su voluntad espiritual de manera que el hombre se prepare para las energías de Acuario de la Nueva Era. El fénix es el prototipo de la transformación alquimista: cuando el ave mística se quema en el fuego de la tierra ardiente, se levanta de sus propias cenizas hacia una nueva vida. Esto se describe también como el águila venciendo la bajeza de la serpiente.

Metamorfosis y Transformación

El trabajo interior ocurre en secreto y en silencio, en santidad y simplicidad. Es una etapa de la metamorfosis, como una crisálida transformándose en mariposa, la construcción secreta del templo interior. En el ciclo de la vida, corresponde al tiempo entre los 49 y los 56 años (entre 7×7= 49 y 7×8= 56).

Debe evitarse el mostrar este trabajo interior al mundo exterior, sin intentar convertirlo en un secreto. Sobre todo para aquél que no se haya percatado aún que el alma tiende a hablar acerca de ella misma y a promover el crecimiento de la personalidad, aun cuando lo haga a la sombra de la espiritualidad y el esoterismo. Sin embargo, no hay aquí crecimiento alguno hacia la objetividad. El objetivo es retirarse uno mismo hacia la caverna del corazón propio – sin abandonar el resto de los deberes propios para con el mundo exterior. Para lograr trazar el camino interior, es importante haber obtenido un buen ritmo en la vida exterior. De otra manera, estaremos ocupados con pensamientos de la vida cotidiana, conflictos e ira, aunque cuando cerremos los ojos para meditar; la mente correrá hacia fuera y nosotros correremos detrás de ella. Los pensamientos puros, los actos de buena voluntad y el trabajo con el conocimiento espiritual ayudan a purificar la conciencia y preparan el camino.

Cuando las pruebas de Escorpio terminan, las transformaciones interiores nos conducen finalmente al triunfo. Se enciende la luz del centro del corazón y también brilla en la cabeza. Comenzamos a pensar con el corazón y a desarrollar una comprensión amorosa. De esta forma crecemos más y más en la síntesis.

Parte 3

Las Cualidades del Tiempo

El tiempo cambia sus calidades en todo momento, y de manera muy rápida. No obstante, hemos desarrollado nuestro propio horario que no corresponde al plan del tiempo de la naturaleza. Los días y los meses no cambian a causa de los arreglos que establecemos, sino conforme a sus propios ciclos rítmicos. La comprensión apropiada y el estudio de la astrología espiritual nos ayudan a entender mejor las energías del trabajo, y a alinearnos con ellas. Para esto se recomienda observar diariamente donde están los planetas así como la química del día. La química de la Luna Llena se diferencia de la de la Luna Nueva. La química de Escorpio se diferencia de la de Sagitario. Cuando el Sol, la Luna o un planeta cambian el signo, las fuerzas en la naturaleza y en nosotros mismos cambian también. Prestemos atención a estos cambios, de modo que podamos experimentar las cualidades del tiempo de manera más clara para ajustarnos a ellas.

El Abismo sin Fondo

Con Escorpio, el Sol entra en el signo más secreto y más oscuro del zodiaco. El escorpión representa la disminución de la luz del alma por una caída en los estados más densos de la materia. Atraídos por lo externo, perdemos cada vez más la conciencia de nuestra existencia, aunque continuamos existiendo. Desarrollamos nuestra propia lógica, que pensamos es sentido común. Acumulamos cosas alrededor de nosotros y vamos detrás del dinero, las posesiones y la comodidad, que nos atan más y más. El acto de tomar posesión se relaciona con el sentido del tacto, que es gobernado por Marte, el regente de Escorpio. El deseo, el odio, los celos, la mentalidad competitiva, la avaricia, la tacañería, la ira y la violencia nos engañan y nos mueven a cometer errores. El tabaco, el alcohol y las drogas envenenan la conciencia que se retira aún más, y el hombre muere desde el punto de vista espiritual. Los iniciados dicen: “hay muchos vivos muertos.” Esto significa que el individuo no está enterado de su yo propio y es un “cementerio móvil”. En las escrituras, este estado recibe el nombre de hoyo insondable, abismo sin fondo, u hoyo de la serpiente. Tal como las serpientes se arrastran sobre el vientre, el hombre vive en lo horizontal por y para el vientre. El veneno de su lengua es más peligroso que el de las serpientes. ¡Cuánto puede destruirse con una observación crítica u ofensiva! Las palabras pueden incluso traer la muerte. El símbolo de Escorpio (♏) alude a la picadura venenosa de la naturaleza más baja de la personalidad: “la cooperación es la corona de la individualidad, pero el látigo del egoísmo es como la picadura de un escorpión. ¿Se puede confiar en el egoísmo? ¡No más que en una víbora!” (Jerarquía, § 342)

Otro símbolo del signo es la serpiente y el águila que luchan entre sí. La naturaleza superior lucha con la inferior. La naturaleza serpiente de la personalidad es vencida por la agudeza de la discriminación del alma, la punta del pico del águila. Cuando hemos sometido la serpiente, nos elevamos en las alas del águila hacia el espíritu.

La Serpiente de Kundalini

El centro del bazo es principalmente el asiento de Escorpio, cuya actividad etérea está conectada con los órganos del sexo y el magnetismo de la atracción sexual. En muchas relaciones sexuales, la conciencia de las personas queda suspendida y son atrapadas por las fuerzas del polo inferior. Marte da impulsos fuertes y colorea las emociones; la personalidad reacciona fuertemente ante esto. Pero Marte también da la energía para dominar la vitalidad propia y para vencer la naturaleza animal de la sexualidad. La fuerza purificada de Marte produce la subida, si dejamos de utilizar nuestra voluntad para lograr nuestros objetivos personales, y la utilizamos para el servicio a otros seres humanos. De esta manera se construye un puente sobre el abismo del que nos conduce directamente a Sagitario: aquí el deseo se transforma en la aspiración ardiente hacia metas nobles. La serpiente de la conciencia se convierte así en la serpiente alada, que ahora está parada verticalmente sobre la punta de su cola. La fuerza vital de la serpiente kundalini, que por mucho tiempo había estado enrollada alrededor del tallo del loto en la base de la columna vertebral, se levanta ahora a través de la espina dorsal; abre sus alas en el punto focal del centro ajna, y se combina con el centro de la corona sobre la cabeza. Se recomienda encender una lámpara en las horas crepusculares de cada tarde en la puerta delantera y adorar la serpiente-energía de kundalini que rodea el tallo del centro base.

En la trayectoria descendente de la involución, nuestro sentido se condensó más y más, y una espiral cada vez más estrecha aprisionó al alma en la oscuridad de la materia. En la trayectoria ascendente, los giros de la espiral llegan a ser más grandes, y el alma se libera de los lazos de la materia. Este camino es blanco y radiante.

En el planeta ha habido siempre gente no densa cuya conciencia ha permanecido libre hasta abarcar los siete planos de la existencia. Éstos son los maestros de la sabiduría, que no son influidos por los acontecimientos, sino que, por el contrario, influyen sobre aquéllos. Viven como ejemplos brillantes mostrando el camino a los demás. Si nos conectamos con ellos, nos ayudarán a liberarnos de las cristalizaciones de nuestros conceptos de vida. Con su ayuda, podemos elevarnos del más polo inferior al más alto, y levantarnos de Escorpio, el polo Sur, hacia el Polo Norte de Tauro. Mientras Escorpio representa la oscuridad de la materia, Tauro representa la luz del espíritu, localizado en el hombre en el frente del centro ajna. A nuestro modo de entender, la luz es lo opuesto de la oscuridad, y pensamos que las regiones de la oscuridad y de la luz son dos extremos. Pero de igual manera que hay luz detrás de una lámpara, la luz más allá de la luz es al mismo tiempo la oscuridad absoluta: El brillo de la luz original emana del Indefinible. En consecuencia, no existe sólo el Escorpio oscuro de la pasión, sino también el de la oscuridad de la experiencia espiritual más alta. De esta manera, Escorpio es el mes más oscuro, pero también el más santo, conforma a la alineación del alma. Ofrece una vía directa a la experiencia de lo último.

El Baile de Shiva

Mientras que en la Luna Llena de Tauro adoramos el segundo rayo cósmico del Amor-Sabiduría, en la Luna Llena de Escorpio, pensamos en el primer rayo cósmico de la Voluntad Divina. En el Oriente se le llama Señor Shiva, el señor de la destrucción. La muerte y el nacimiento son sólo proyecciones de Su fondo, la voluntad divina es la base de ambos. Shiva se representa como bailando en las olas del océano del espacio. Su danza eterna crea los movimientos rítmicos en las aguas del espacio, que dan lugar a los universos, los sistemas solares y los planetas. En el Oriente, se le adora especialmente en el signo de agua de Escorpio, celebrando rituales de agua y cantando el mantram de cinco sílabas OM NAMA SIVAYA. Especialmente los lunes de Escorpio se utilizan para la contemplación en Shiva, el primer Logos cósmico.

El Señor Shiva se describe llevando una serpiente alrededor de su cuello, como una joya. Esto significa que la potencia del kundalini levantado está expresada por medio del centro de la garganta para el bienestar de la creación. La voluntad del escorpión es muy fuerte. Tiene una fuerza profunda para manifestar cosas en el plano físico. De esta forma, la época de Escorpio es muy buena para actos de buena voluntad – en completo silencio, sin hablar de ellos. Tampoco debemos hablar sobre nuestro trabajo interno en el exterior. Es suficiente con que lo hagamos.

Parte 4

Quedándose atascado en la Personalidad

Nuestra personalidad consiste de una acumulación de pensamientos personales, de emociones y deseos. En el curso de la vida adquirimos gustos y aversiones, puntos de vista, opiniones, problemas y preocupaciones. Desarrollamos nuestra propia lógica, la cual pensamos tiene profundo sentido común y que se solidifica en nuestro intelecto. Distinguimos entre lo “mío” y lo “tuyo”, juzgamos, criticamos y sentimos que tenemos derecho a ciertas cosas. Acopiamos cosas y quisiéramos tener más posesiones, más dinero y más poder. De esta manera, a lo largo del tiempo, creamos una fuerte personalidad.

Cuando deseamos tantas cosas y somos tan dependientes de la personalidad, no podemos dormir tranquilamente en el cementerio cuando dejamos nuestros cuerpos. Ciertamente el cuerpo se desinte-grará en la tierra, pero emergeremos y tomaremos otros cuerpos para satisfacer emociones y deseos no cumplidos. A esto le llamamos reencarnación. Quienes están limitados por la personalidad no tienen ninguna otra opción sino volver una y otra vez a experimentar los ciclos de nacimientos y muertes para estabilizar las cosas. Porque mientras no realicemos el alma, estamos atascados en la personalidad y en problemas. Cuando el alma sugiere una actividad beneficiosa, la personalidad critica y se queja inmediatamente, dominándonos con facilidad y tomando decisiones por nosotros. La personalidad obstruye la luz del alma, y su radiación y su magnetismo se pierden; nuestras vidas se vuelven monótonas, grises y depresivas. Aunque técnicamente podamos aún estar vivos, morimos cuando nos separamos de la energía del alma, convirtiéndonos en muertos vivos.

Pérdida de la Conciencia

El signo zodiacal de Escorpio representa el estado en el que olvidamos nuestra existencia divina. Es cierto que no hemos dejado de existir, pero nos enredamos en la materia y la conciencia del alma desaparece. Los centros inferiores nos mantienen encarcelados y no podemos elevarnos a los superiores. Las serpientes que se arrastras por la tierra pertenecen a Escorpio. Cuando vivimos solamente con una orientación horizontal, material, tenemos también actitud reptante. La serpiente y el escorpión tienen venenos mortales, muerden en secreto y acarrean la pérdida de la conciencia. El secreto y el encubrimiento son tendencias escorpianas de la personalidad, en contraste con la franqueza y la transparencia del alma. En la tradición del Oriente, la lucha entre la serpiente y el águila simboliza a Escorpio; la naturaleza serpentina de la personalidad se oculta en las cuevas de sus suspicacias y opiniones bajas; la naturaleza-águila del alma, con su agudeza discriminatoria libera al hombre de involucrarse en la materia a cambio de la libertad y la expansión del espíritu.

El negro, que representa la oscuridad, es el color de Escorpio. Para el hombre promedio, significa la suspensión temporal de la conciencia y la muerte. Para el hombre superior, simboliza la desaparición de la conciencia inferior y el nacimiento de la Luz superior. El sendero de Escorpio nos conduce a través de las profundidades, es un camino de pruebas en el que aprendemos a enfrentarnos a nosotros mismos y a resolver las tendencias manipuladoras de nuestra personalidad.

El Trabajo durante la Noche

Para esto, debemos al finalizar el día hacer una revisión cuando nos retiramos a dormir. Debemos recordar que somos el alma y examinar entonces a la personalidad: ¿Cómo se ha comportado mi personalidad hoy? ¿Cómo he pensado, hablado, y actuado? ¿Cómo he utilizado mi tiempo? ¿Debo cambiar algo?” Al recordar constantemente al alma, nuestra personalidad se reordena lentamente. A través del sueño, nos preparamos para el estado yóguico de la existencia. No debemos simplemente dejarnos deslizar en la inconsciencia, sino centrarnos antes de dormirnos en el centro del entrecejo y alinearnos con el alma, nuestro Maestro, con un pensamiento como: “Maestro, por favor, recíbenos e inclúyenos en Tu trabajo”.

Simbólicamente, el trabajo interno se hace durante la noche. Los demás no tienen que saber lo la conciencia que construye en el interior. Se dice que un albañil construye el Templo en completo silencio, en secreto y en la oscuridad de las horas de la medianoche, sin siquiera dejárselo saber a su vecino. Sólo cuando el Templo del Alma se ha construido, es que se revela y se dedica al servicio del público. Así, debemos aprender a hacer nuestros ejercicios espirituales en silencio y en secreto. Para esto, la naturaleza nos da el ejemplo de la oruga, que sólo puede transformarse en mariposa después de pasar por la etapa de la crisálida.

Savitri – La Luz en la Oscuridad

En el curso del día, Escorpio representa el tiempo entre las dos y las cuatro de la mañana, cuando es muy difícil permanecer despierto. Es el tiempo de la mayor oscuridad que, al mismo tiempo conlleva la promesa del nuevo amanecer. El gran maestro Sri Aurobindo describe esto en su poesía épica “Savitri”, la que es una doctrina secreta del siglo XX. Él proporcionó, en beneficio de la humanidad, este profundo concepto Védico en lengua inglesa para beneficio de la humanidad. Savitri es la luz que se esparce después de la puesta del sol, “la Madre que muestra la Luz en la oscuridad”. Ella nos promete: “No te preocupes por estar atravesando la oscuridad. En unas pocas horas traeré otra vez al que ha descendido profundamente.”

En la parábola de Savitri, un hombre contrae matrimonio con una dama llamada Savitri. El hombre se llama Satyavan, el Portador de la Verdad, de quien se ha profetizado que habría de morir en el curso de un año, lo cual resultó cierto. Esto significa que cuando perdemos la Verdad, estamos muertos. Satyavan fue enterrado en la materia, y Yama/Plutón, el Señor de la Muerte, lo separó de su cuerpo en la oscuridad del mundo subterráneo. Pero su esposa Savitri lo siguió. Ella representa la conciencia en nosotros, la luz del Alma llamada Savitur, a la que invocamos cada mañana con el mantra de Gayatri. Savitri tiene éxito al ser más lista que Yama para devolver a su marido a la vida. Teniendo en cuenta que su conciencia estuvo consigo todo el tiempo, Satyavan encuentra la Verdad y a su vida otra vez.

El sol recibe también el nombre de Portador de la Verdad, porque lleva dentro de sí lo que está más allá de él. Durante las horas del amanecer, el Portador de la Verdad se levanta y emerge de la materia como el Salvador. El drama de Savitri ocurre tanto diaria como anualmente. En la oscuridad de Escorpio, podemos prepararnos para que pueda comenzar un nuevo amanecer en Capricornio. Hay un pequeño ritual que puede practicarse cada tarde durante las horas del crepúsculo en el mes de Escorpio, que consiste en encender una luz a la entrada del hogar y adorar al poder serpentino de Kundalini, que se enrozca alrededor del eje del centro de base. Así Escorpio nos conduce hacia arriba en el sendero vertical, de la oscuridad a la luz.

Fuentes utilizadas: K. P. Kumar: Hércules: El Hombre y el Símbolo / La Cruz de Acuario / notas de seminarios / E. Krishnamacharya: Astrología Espiritual. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España. (www.worldteachertrust.org ). – A. A. Bailey: Astrología Esotérica, Lucis-Trust, London. ( www.netnews.org / www.lucistrust.org ) – “Jerarquía”. Sociedad Agni-Yoga, New York ( www.agniyoga.org ).