La Ley Eterna

Ley y Sabiduría

SudharshanaLa Ley de la Existencia es creación subyacente. Da crecimiento a los diversos planos e inteligencias que los gobiernan. Ellos todos están bajo la Ley única que precede todas las leyes de la Naturaleza y las abarca. Esta Ley eterna llamada Dharma en el Este manifiesta pensamientos de todas las unidades de creación; antes y después de una creación permanece encubierto en el trasfondo. El lenguaje de los símbolos de las enseñanzas de sabiduría la visualiza como una rueda de luz rotando en la punta del dedo índice del gran Señor de la pervasion (Vishnu). Es también representada como un círculo con un punto en el centro, ya que el círculo es la figura de perfección entre todos los otros patrones geométricos.

La causa de las manifestaciones periódicas, llamada la Causa de todas las causas, es también llamada la ley de karma o de la acción. Así todo lo que existe subyace continuo cambio; las formas se montan y desintegran nuevamente. La cadena de causas y efectos subyace en la naturaleza de las cosas; si la seguimos, no nos enredamos y el karma permanece puro. Si actuamos fuera de nuestros propios motivos, creamos consecuencias que tienen efectos ligantes para nosotros y disturban el equilibrio. Cuando hablamos de karma mayormente significamos este karma individual que no esta de acuerdo con la Ley.

Otro nombre de la Ley del Dharma es Sabiduría. Somos sabios si actuamos de acuerdo con la ley y el ritmo de la vida, por ejemplo, somos sabios si comemos cuando tenemos hambre y no sabios cuando comemos sin tener hambre. Si comemos demasiado o muy poco, hay consecuencias. Hacemos muchas cosas que sabemos no concuerdan con la Ley. Seamos concientes o no de ello, cosecharemos lo que sembremos. Si queremos cosechar buena fruta, debemos escoger las semillas justas. Nuestros pensamientos y motivos son las semillas. Si la semilla es mala, no puede llevar a buena y saludable frutos, ni siquiera con el mejor fertilizante. Equivocado y excesivo deseo nos lleva lejos de la discriminación. Una gran materia se desarrolla en nosotros formando un obstáculo entre el alma y el cuerpo. Luego el cuerpo de la conciencia ensombrece el alma y la toma prisionera.

Cuando estamos orientados hacia el alma y estamos en balance, el correcto entendimiento de la ley se descubre asimismo y lo seguimos instintivamente. Cuando vivimos en la personalidad y estamos a distancia del alma, tenemos un confuso entendimiento de la ley y formamos nuestra propia idea de ella. Para desarrollar la conciencia en armonía con la ley, el sonido RAMA es el mejor sonido. Rama no es un dios Hindú: de acuerdo a las enseñanzas de sabiduría Ra es el sonido del fuego para transformar y purificar la materia, Ma es el sonido de la materia. El sonido Ra-Ma tiene el poder de purificar, proteger y guiar, de tal manera que no nos metamos en actividades ilegales.

La Ley y las Leyes del Hombre

Un iniciado tiene un entendimiento totalmente diferente de la ley que un, así llamado, hombre normal, porque su acercamiento es desde el alma y no desde la legislación civil y social hecha por el hombre. Las leyes del hombre son leyes para gobernar gente. Tienen su rol y el iniciado las respeta en cuanto estén en armonía con la ley de la naturaleza. Si no están en armonía, no las respeta demasiado. Es parte de su trabajo destruir leyes equivocadas, convicciones o tradiciones religiosas y así reafirmar la ley. Los iniciados siempre expresan nuevamente la verdad y la ley. Seguido, heroicamente trabajan bajo las más severas circunstancias, y nada puede detener su voluntad de manifestación. Encontramos un heroísmo similar en los fanáticos y terroristas, pero los iniciados trabajan en todos los planos de acuerdo con la ley.

Jesús sonrió a Pilato y así le mostró que su ley no era la ley y su justicia no era la justicia. Pilato sabía dentro suyo que Jesús tenía razón, pero siguió la presión del egoísmo y fuerzas manipuladoras. Jesús desafió el poder social rompiendo la ley de Sabbath para ayudar a los necesitados. Limpió el templo de actividades comerciales, de lo que la gente ordinaria estaba contenta, pero no aquellos con dinero y poder. Su fuerza estaba en el poder del amor y del conocimiento, el lobby de los que tenían el poder se sintió provocado por el y demandaron su muerte.

Hoy el rico y poderoso también disfruta de los mejores privilegios de la sociedad. Saben como hacer y manipular leyes. Hoy en día el mundo de los negocios tiene la palabra, no la ley ni los gobiernos. Un administrador es considerado efectivo si es capaz de manipular y sabe como jugar con la ley, el gobierno y sus rivales para su propio beneficio. Grandes firmas compiten unas contra otras por el dominio, no se pueden imaginar cuantos crímenes se cometen bajo la ilusión del beneficio personal. Puede que seas capaz de manipular el mundo, pero no puedes manipular el estado de ser en tigo mismo. Todo lo que es contrario a la ley interna no nos satisface en realidad. Este principio básico es llamado conciencia, y no deberías darle muerte. La naturaleza nos da alegría, cuando trabajamos para la ley y el plan de la Naturaleza. El camino hacia el balance interno es hacer al hombre el punto focal y dedicar nuestra actividad al bienestar de la humanidad.

No Condenar

Esperamos cierto comportamiento estándar de la gente. Algunos pueden seguirlo, otros no. Tendemos a condenar a aquellos que no pueden hacerlo. Los consideramos fuera de lugar, malos y pecadores. Los condenados, por otro lado, desprecian a aquellos que los condenan. La sabiduría no sabe de condenar, tampoco divide en gente buena o mala, pero si en aquellos que saben y aquellos que no saben.

Si estamos sintonizados con la ley, nuestro entendimiento se expande, nuestra actitud se convierte más compasionada, inclusivo y liberal y no mas exclusiva y prohibitiva. La nueva era no piensa en términos de castigo. No tienes que bajar u odiar aquellos que no viven de acuerdo a la ley, porque esto es también una expresión de ignorancia. En todo hay aún Luz. Por lo tanto no deberíamos criticar o condenar lo que otros hacen, pero contactar la Luz, porque la Luz es mas ponderosa que la oscuridad de la personalidad.

Aquellos que no se mantiene en las leyes, deberían ser disuadidos por las consecuencias. El gobierno solo debería poner este miedo en el mundo. Deberíamos tratar de prevenir ofensas, y cuando de todas maneras suceden, deberíamos ver como poder cambiar la situación. Castigos son inútiles, no transforman a la gente. Por lo tanto los maestros ven las prisiones del futuro como centros de transformación, no como lugares donde castigo sucede regularmente.

Aceptando Responsabilidad

Los efectos de la ley no pueden ser cambiados. No la podemos doblar de acuerdo a nuestros gustos o corromperla con plegarias. Los maestros tampoco rompen las leyes para nosotros; son subordinados de ella, sirven a ella y no la transgreden. Orar y meditar no neutralizan las acciones equivocadas que cometimos ayer, pero nos pueden dar las fuerzas para poner las cosas equivocadas bien y contrarrestar sus consecuencias. También suele parecer que aquellos que ofenden en contra de la ley tienen más éxito que aquellos que viven de acuerdo a la ley, sin embargo, todos van a experimentar los efectos de sus hechos. Un hombre rico quien hace mal uso de sus riquezas va a renacer como un mendigo. Tal es la ley. Funciona a través de los ciclos del tiempo. Esto es verdad para el individuo, pero también para los grupos más grandes. Entonces hay efectos de las acciones de las naciones y gentes, inclusive del planeta entero.

Acción correcta hace que las cosas correctas vengan hacia nosotros. Somos responsables por lo que recibimos, y debemos aceptar nosotros mismos la responsabilidad de mala fortuna y dificultades. Por lo tanto, deberíamos ver las causas de nuestro sufrimiento en nosotros mismos, y no en los demás. Así podemos asentar los efectos más rápidamente.

Deberíamos depender más en la Ley divina que en cualquier otra cosa. Esto nos da el poder para el correcto vivir. “La vida terrenal es construida sobre leyes inmutables, el entendimiento de las cuales incluye la correlación de todos los mundos y la aceptación de la verdadera importancia del Mundo Sutil.” (Supermundano 1)

Fuentes utilizadas: K. P. Kumar: Mantrams. Su Significado y Práctica / Notas de seminario / E. Krishnamacharya: Ciencia de los Símbolos. The World Teacher Trust – Dhanishta, Visakhapatnam, India. – Supermundano I. Agni-Yoga Society, New York, (www.agniyoga.org ).