Plenilunio de Géminis

La Gran Invocación.

La belleza y la fuerza de esta Invocación reside en su sencillez y en que expresa ciertas verdades esenciales, que todos los hombres aceptan innata y normalmente: la verdad de la existencia de una inteligencia básica a la que vagamente damos el nombre de Dios; la verdad de que detrás de todas las apariencias externas, el Amor, es el poder motivador del Universo; la verdad de que vino a la Tierra una gran Individualidad, llamada Cristo por los cristianos, Bodhisatva, Iman Madhi, Mesías, Muntazar, Maitreya….todos los nombre se refieren al Avatar que encarnó ese Amor para que pudiéramos comprenderlo; la verdad de que el amor y la inteligencia son ambos efectos de la Voluntad de Dios; y finalmente la verdad eminente de que el Plan divino sólo puede desarrollarse a través de la humanidad misma. La Gran Invocación está plenamente unida al Cristo y hace ahora 68 año que fue entregada a la humanidad, ya que el intenso dolor padecido por las diferentes guerras había despertado el suficiente sentido de solidaridad para que un Mantram tan inmensamente antiguo pudiese comenzar a ser comprendido,
Aunque han pasado ya las energías de las Lunas Llenas de Aries y Tauro, éstas se están acumulando para manifestarse en la Luna Llena de Géminis. Las tres Lunas son como una Central de Luz y Poder a través del cual La Jerarquía Divina y los Grandes Seres difundirán la energía por todo el mundo. La energía de Aries es la de Resurrección, indicando esta palabra que el Espíritu en nuestro interior está avanzando lentamente etapa tras etapa. La palabra Resurrección no tiene relación con ninguna religión.
La energía que recibimos en Tauro representa el “Ojo de la Iluminación” y la estrella de ese Ojo es Aldebarán. Es la Voluntad Divina que trueca el deseo de Tauro en una total aspiración espiritual.
Ahora en estos importantes días, horas ya, previas a la Luna Llena de Géminis, es el Amor la energía que se une a la potencia energética acumulada.
La Palabra Amor es inmensa. No significa solamente abrazar o querer a alguien aunque esto sea un aspecto del amor. La verdadera energía del Amor unifica e incluye.
El Festival de Géminis es también llamado el Festival de la Humanidad Una y el Festival de la Luz, el Amor y del Poder.
La Sabiduría Antigua dice que en el momento exacto de la Luna llena de Géminis, Cristo Quien ha acumulado las energías Cósmicas durante las dos primeras Luna Llenas mayores, libera estas energías sobre nuestro planeta, sobre nosotros, la humanidad. Para preparar nuestro sendero y comprender la necesidad de una sola hermandad, un mundo que sea como una gran sinfonía en la que todas las naciones se sientan libres.
Cristo vierte estas tres clases de energía en el mundo en el día de la Luna Llena de Géminis. Si somos capaces de recibir estas energías, seremos transformados. Los Grandes Sabios dicen que durante los tres días de la Luna Llena de cada mes (el día anterior a la Luna Llena, el día de la Luna Llena, y el día después de la Luna Llena) una puerta se abre en el Cosmos, y a través de esta puerta las energías Divinas pueden llegar a la humanidad.

En el día después de esta Luna Llena, debemos sentirnos diferentes y actuar diferente; Debemos estar cargados con mayor energía, entusiasmo, y visión. Cualquier pequeño grupo de personas que traten de aceptar, recibir, y asimilar estas energías, salvaguardarlas, y expresarlas a través de sus pensamientos, palabras y acciones, crearán un gran cambio en los asuntos humanos. Ya cientos de grupos están celebrando los Festivales de Luna Llena cada mes y tratando de recibir, asimilar y expresar la Luz.
Este año y hasta el 2014, toda una serie de confluencias y aspectos planetarios estarán indicando diversas señales y especiales ayuda. Por ejemplo en estos días, concretamente hasta el 4 de Junio, están situados en este importante Signo de Géminis, su Regente exotérico Mercurio, su Regente Esotérico Venus y Júpiter. Una bendita unión llena de Luz y de Amor. Los Rayos Cuarto, Quinto y Segundo fluyendo a través de estos planetas
Es realmente importante saber y creer que todos tenemos el don y el poder de la invocación.
Que ese poder sea como una inmensa ola de un acéano de amor que ayude a cambiar la faz de nuestro mundo.

Desde el corazón
Joanna

Autora: Joanna García.