Lidiando con Obstáculos

Oportunidades de Crecimiento

Overcoming ObstaclesEl progreso en la evolución no ocurre automáticamente. Aprendemos sobre todo de nuestros propios errores, y entonces, tratamos de realinear, nuestra forma de vida y nuestras actitudes. Si deseamos avanzar en la vida, inevitablemente surgen también impedimentos. Dondequiera que experimentemos un obstáculo en el exterior, un engaño, o un retraso, se trata de una indicación de que hay que realinear algo en el sistema interno. Si reaccionamos contrariados, irritados o deprimidos, esto demuestra nuestra incapacidad para aceptar situaciones.

Cuando alguien dice, “mis condiciones de vida no son buenas”, esto significa que las condiciones de vida existentes son vistas como algo malo. Vemos algo como bueno o como malo conforme a nuestras impresiones. Las circunstancias existen en nuestra mente y no en nuestro ambiente. Lo que percibimos como obstáculos externos son sólo nuestras propias definiciones de obstáculos. Donde nosotros vemos un obstáculo, alguien más logra el éxito. Podemos transformar situaciones difíciles, de su cualidad de ser obstáculos, hacia la cualidad de pasos para progresar. No obstante, mientras no sepamos cómo lidiar con la situación, estará interponiéndose en nuestro camino hacia el progreso. Así los problemas que aparecen exteriormente nos brindan oportunidades para el crecimiento interno.

Los obstáculos en la vida tienen un propósito. Cada problema lleva consigo un regalo que podemos obtener con la actitud correcta y la humildad. Los obstáculos nos permiten reflexionar más profundamente, a veces a expensas del sueño. Sin obstáculos, el hombre raramente piensa, cae en una rutina y la sigue como una oveja. Los obstáculos pueden despertarnos y ayudarnos a mirar hacia el interior, a recapacitar y a mirar hacia el futuro. Un obstáculo serio nos fuerza a pensar más profundamente, más enfocados, de modo que podamos dar casualmente con un pensamiento creativo y quizá incluso tocar los planos de la intuición. Una idea puede destellar frente a nosotros, y dar una solución. Ésta es la recompensa del obstáculo. Es por ello que el maestro DK dice: “Que el dolor traiga la debida recompensa de la Luz y Amor.”

Las enseñanzas de la sabiduría explican que los obstáculos en nuestro camino no son más que las cosas que diferimos en el pasado. Lo que hoy estamos desatendiendo es un problema para el futuro. Lo que descuidamos, negamos o reprimimos hoy, volverá para que nosotros lo solucionemos. Si hoy descuidamos la salud, nos enfrentaremos a la enfermedad mañana. Si hoy no cuidamos las riquezas, mañana nos enfrentaremos a la pobreza. Si hoy desatendemos a las personas, mañana tropezaremos con la no-cooperación. Así cada obstáculo nos reta a detenernos, a pensar, a rectificar y avanzar.

Si no reparamos en estas cosas fundamentales, trabajamos en contra de nuestro conocimiento, a pesar de todo nuestro conocimiento. El obstáculo mayor en nuestro camino somos nosotros mismos, la personalidad. Esta lleva una variedad de pensamientos, deseos y emociones personales. Es como una piedra grande que impide que el alma se exprese a través del cuerpo. Esencialmente somos el alma, la persona. La personalidad, no obstante, es la sombra del alma, un agregado de cualidades. Cuando no ponemos en práctica el conocimiento que obtenemos de las enseñanzas de la sabiduría, permanecemos cautivos en las estructuras de la personalidad. El objetivo no es destruir la personalidad, sino ajustarla a las demandas del alma. Entonces la radiación del alma y su impacto magnético pueden expresarse a través de la personalidad.

Instrumentos Espirituales

Patanjali, en sus enseñanzas del yoga, habla de un conjunto de obstáculos que obstruyen el progreso en el camino espiritual: la enfermedad, el rechazo, la duda, el error, la holgazanería, la indulgencia, la ilusión, el autoengaño, la falta de determinación, la falta de continuidad de propósito, y la frustración. Hay que realinear muchas cosas, de modo que nuestra personalidad pueda sintonizarse con el alma, y esto debe hacerse lentamente. Si superamos un obstáculo tras otro, uno cada año, habremos superado 12 obstáculos en 12 años. Si deseamos superar los 12 a la vez, no podremos superar ni uno solo. En este proceso, se comprende cierta indisciplina ocasional. Así le podemos permitir a la personalidad cierto disfrute de tiempo en tiempo; así estará más dispuesta a colocarse bajo la tutela del alma. De lo contrario, volverá al cabo del tiempo con una sed de venganza. Se dice que incluso los maestros bromean entre sí sólo por divertirse.

Lo qué se ha acumulado en la psiquis más profunda puede corregirse con la ayuda de instrumentos espirituales, y los obtenemos de la psicología espiritual. La psicología normal ayuda a descubrir el problema, pero para solucionarlo, tenemos que acudir a la psicología más profunda. Existe una solución para cada problema, y puede encontrarse. La solución consiste en corregir nuestra acción y también en encontrar la fuente del problema por medo del pensamiento analítico. Para eliminarlo desde su fuente, tenemos que consolidar el aspecto del alma. Para esto tenemos las enseñanzas del yoga o las enseñanzas de los maestros. Las oraciones y la contemplación ayudan a alinear la personalidad con el alma. También podemos trabajar con el sonido, el color y el número. Los ejercicios del yoga son importantes para sobreponernos a los obstáculos en el cuerpo y para consolidar la red etérica. Cuando confiamos en la actividad de la Naturaleza, trabajamos para otros con buena voluntad y nos olvidamos de lo que nosotros mismos necesitamos, nuestras necesidades serán resueltas.

La confianza en las enseñanzas de los Grandes, es el único apoyo a través del cual podemos avanzar. Muchos tienen miedo de esto y prefieren permanecer bajo el amparo de los pensamientos de la personalidad. La sombra siempre propone no ir hacia la luz y hacer lo que es agradable a la personalidad. A la personalidad le gusta rebelarse en contra de todo lo que dicen las enseñanzas de la sabiduría. Esto viene de sus viejos hábitos. Cuando intentamos darle un nuevo hábito, los viejos hábitos no permiten que los nuevos entren. Desde el punto de vista de la personalidad, siempre se requiere cierto sacrificio para andar por el sendero del alma.

Dominando la Tormenta

Nuestra personalidad puede arrastrarnos a ilusiones, y podemos quedar atrapados por nuestras ideas y conceptos. Así puede surgir una tormenta en nuestro interior, una lucha entre la luz y la sombra, en la cual podemos sentirnos perdidos muy fácilmente. Cuando queremos progresar, a pesar de la tormenta, también sentiremos la tormenta en el exterior: las diferencias en la familia o en las obligaciones sociales nos mantienen alejados de lo que quisiéramos hacer como almas. Cuando las actividades sociales nos demandan constantemente, no encontramos suficiente tiempo para dedicarnos a nuestros ejercicios. Nuestros conceptos de reputación y prestigio, de familia o profesión pueden convertirse en un impedimento. No debemos quedarnos atrapados en nuestros propios conceptos, sino librarnos de los obstáculos de los conceptos que hemos creado. El Maestro CVV dijo: “Sea modesto en todo lo que haga”, y enfatizó la necesidad de un crecimiento sano del hombre, con respecto a su relación familiar, su economía y la sociedad.

A la sociedad se la llama también la “personalidad más grande”. Cada vez que alguien quiere poner en orden los asuntos en la sociedad, él evoca también oposición tratando de desalentarlo. Los iniciados como Sócrates, Pitágoras y Jesús han influenciado sobre la sociedad y la han llevado a revisar asuntos. Ellos han provocado una oposición fuerte. No somos todavía suficientemente fuertes para enfrentar esta tormenta, pero cuando giramos hacia la luz, creceremos y podremos hacer frente a los retos que vienen hacia nosotros.

Ganesha

En la tradición oriental, Ganesha, el dios con cabeza de elefante, es adorado como la energía que elimina los obstáculos en la vida y ayuda a despejar la mente. Los obstáculos llegan a través de pensamientos incorrectos, y también a través de pensamientos correctos en el momento incorrecto. No obstante, si los pensamientos correctos llegan en el momento adecuado, el plan puede ejecutarse con éxito. Ganesha es el aspecto cósmico de Júpiter, el Señor del Amor y la Sabiduría. Cuando lo invocamos con el sonido de GAM, ocurre una transformación en nosotros. Nuestros patrones mentales se reestructuran y el flujo de energía puede circular libremente. Es la experiencia de los videntes de las épocas antiguas que, cuando una acción comienza con la bendición de las energías de amor y sabiduría de Ganesha, las cosas se desarrollarán sin interrupciones y encontrarán su realización más fácilmente.

K. P. Kumar: Saturno / Júpiter / Notas de seminarios / E. Krishnamacharya: El Yoga de Patanjali. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España.