Protección y Protegiendo

Manifestación de lo Divino

ProtectionInstintivamente buscamos protección y deseamos que alguien nos proteja. Así, esperamos que nos ayuden si ocurre una injusticia, y que alguien nos ayude y que le interese la ley. La justicia y la protección contra la injusticia son manifestaciones de lo divino y llevan a un reconocido código ético y penal. Los gobiernos están para mantener la ley y proteger a los ciudadanos; el arte de la curación es para la protección de la salud, la educación es para la protección del modo correcto de vivir. En los tiempos de hoy, no obstante, estas tareas no se cumplen correctamente. Los administradores y trabajadores de la ley son guiados por el dinero; de igual manera, los gobiernos arruinan los negocios y las empresas industriales. Los sistemas de educación y de salud e incluso las religiones dependen de la economía; no son motivados por sus propósitos sino por consideraciones económicas. Es difícil trabajar en contra de la corriente de la sociedad de hoy. Pero no podemos simplemente sentirnos desamparados y culpar a la escuela o al gobierno. Incluso en estas situaciones difíciles es nuestro deber hacer algo. Existen numerosos medios y maneras para sintonizarnos con lo divino para obtener su protección y ayuda.

Cada vez que la injusticia asume el control en la tierra, lo Divino encarna para proteger a la gente honrada y restaurar la ley, dice el Bhagavad Gita. “Quien me siga no perecerá”, dice el Señor Krishna. Es un principio de la Naturaleza que somos protegidos si vivimos conforme a la justicia y la Ley.

Sin embargo, donde las enseñanzas no llevan a la transformación necesaria, y la comprensión amorosa no se utiliza, son procesos dolorosos los que conducen a una transformación. La humanidad atraviesa crisis y el planeta ha alcanzado cierto grado de enfermedad. El Maestro CVV dice que esto nos lleva a un estado de justicia superior y que él asume la protección de todos aquéllos que se sometan a él y que él satisface sus necesidades. Shamballa y la Jerarquía también hacen lo mejor para protegernos si nos alineamos correctamente y vivimos con honradez.

En todas las situaciones, una actitud de amor es una protección muy buena, mejor que cualquier arma. Cuando estamos siempre en una actitud de amor, independientemente de las personas y las situaciones, las energías negativas no tienen posibilidad de entrar en nosotros. Pero antes tenemos que purificar y procesar lo que está en nosotros; entonces tenemos que desarrollar este modo de vida. No obstante, con una actitud del amor el proceso de purificación puede ocurrir mucho más rápido.

Mantrams

La protección viene cuando nos identificamos con la conciencia una. En esto dejamos ir el ego, y la conciencia universal puede permearnos y fluir a través de nosotros. No importa como la llamamos, conciencia de Cristo, conciencia de Krishna, Maestro del Universo, mientras veamos la conciencia una y nos identifiquemos con ella, trabajará a través de nosotros y da protección.

Los Mantrams son también muy eficaces – las fórmulas de sonido como combinaciones de energías que, cuando son pronunciadas repetidamente, manifiestan estas energías. Incluso cuando decimos mantra, el significado es que mientras más lo pronunciemos, más nos protege e ilumina. Cada vez que pronunciamos un mantram, ciertas energías protectoras estimulan un pétalo del loto de doce pétalos del corazón. Es por eso que el mantram se debe pronunciar como si fuera expresado desde el centro del corazón. La energía hace círculos, sube al centro de la garganta, y desde allí comienza a cubrir todo el cuerpo y purifica lentamente toda el aura alrededor del cuerpo. Así estamos en una especie de pirámide, una pirámide doble o como un cristal con forma de huevo, de modo que nada del exterior pueda entrar en nosotros. Entonces estamos protegidos, y las energías positivas que se desarrollan por medio del mantram se expanden a las capas externas y reorganizan la materia mental. Esta es una ayuda que hemos recibido de los Hijos de la Luz, los Maestros de la Sabiduría.

La Pirámide Doble

Podemos construir esta pirámide con la ayuda de la imaginación. Imaginamos que los rayos del sol nos alcanzan desde el este, oeste, norte y sur. De esta forma construimos una cruz de cuatro brazos en cuyo centro está el corazón. Entonces interconectamos los extremos de los cuatro brazos. De esta forma se crea un campo cuadrado alrededor del corazón. Luego conectamos las cuatro esquinas del cuadrado sobre la cabeza con las líneas de luz. Desde abajo construimos una conexión similar hacia los cuatro extremos de la cruz. Cuando los seis extremos están conectados entre sí, hemos construido la pirámide doble en nosotros. Los seis extremos son invocados por las seis energías, uno es sabiduría, uno es amor, uno es fuerza y el cuarto es tranquilidad o silencio. La energía del punto superior es la energía de Vasishta, y la energía que viene de abajo es Agastya. En el ritual del fuego se usan los nombres Indra Vishnu y Agna Vishnu. Agna Vishnu es el que quema de abajo hacia arriba, e Indra Vishnu es el que brilla de arriba hacia abajo. Hay un flujo descendiente y un flujo ascendente de luz.

Después de que los cuatro lados de la pirámide doble se construyen, se puede meditar el mantram SARAVANABHAVA, OM Saravanabhavaya Namah. Cuando pronunciamos el mantram, visualizamos una de las direcciones; cuando lo hemos pronunciado seis veces, hemos terminado la pirámide doble. Después nos sentamos felices en nuestro interno y podemos cantar el mantra tantas veces como queramos. Mientras construimos así, meditativamente, un marco externo, la semilla para la pirámide doble está en el corazón; no es algo que hemos desarrollado con nuestra imaginación. Se desarrolla y nos satisface desde adentro. Entonces llevamos un fuerte escudo protector en el aura alrededor de nosotros que usted puede ver bien, desarrollada en el etérico. La pirámide doble es aguda y radiante como un diamante, y muy eficaz.

Por todo el mundo hay muchas historias de ángeles guardianes que dirigen y protegen a todos los que oran regularmente y llevan una vida honrada. En la India, a los ángeles de la guarda se los llama devas. Para obtener la bendición de los devas se les honra dándoles ropa. Una protección invisible emana de los regalos así como de inversiones en proyectos de buena voluntad. Particularmente la devoción a Dios protege y ayuda. Incluso pensando en otros y ayudándoles, protegemos nuestra casa. Las escrituras indias antiguas dicen que quien protege a una mujer, una vaca o la Naturaleza, obtiene alegría profunda y elimina obstáculos de su camino. La astrología esotérica declara que nuestra tierra también tiene un ángel de la guarda, Venus. Ella transmite rayos de amor protector y también da inmortalidad a través de la disciplina llamada yoga.

La Madre Naturaleza

En el Oriente, a la protectora del universo se la llama Durga, la joya exquisita, la Estrella del Mar, la Madre del Mundo.Los cristianos ruegan a Maria para buscar protección; le llaman también la Estrella del Mar y la adoran como la Madre del Mundo. Algunos tienen la sensación que la Madre Naturaleza es cruel, pero no hay crueldad en ella. Ella sólo nos ofrece protección y alimento. A través del dolor ella quiere protegernos. Si comemos algo que no es bueno para nosotros, tenemos dolor en el estómago como una señal para atender al dolor para protegernos. No podemos obligar a la Naturaleza a comportarse de alguna manera. Cuando sabemos prepararnos para la lluvia, tomamos un paraguas o buscamos refugio. Cuando hemos adquirido la capacidad de ajustarnos, consiguientemente, la naturaleza coopera con nosotros y nos protege de enfermedades y daños. Cada obstrucción es una protección, cuando hay falta de conciencia. Según crecemos en conciencia, se eliminan las obstrucciones, de igual forma que la cáscara protectora alrededor de un polluelo se rompe y desaparece.

La mente nos fue dada para protegernos y para elegir las cosas correctas por medio de la discriminación. En el Oriente, la mente cósmica se llama, simbólicamente, Indra, el Rey Celestial, el Protector de todo lo que es. Él desciende en nosotros como el alma cuyo propósito es mantener en orden los tres planos de la personalidad. Indra existe en nosotros en un lugar cerca del centro Ajna. Éste se llama el lugar de nacimiento de Indra o el tercer ojo. Desde allí, el alma se expresa y dirige la personalidad. Cuando no hay necesidad de acción, el alma se retira en Ajna. De esta forma el Rey Celestial rige nuestra vida a través de nuestra mente y nos da dirección, protección e iluminación.

Fuentes: K.P. Kumar: Mantras. Su Significado y Práctica / Notas de seminarios. – E. Krishnamacharya: Astrología Espiritual. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España.