Vida de Grupo

Conciencia de Grupo

Group LivingEn la trayectoria espiritual, los tiempos de silencio y soledad son provechosos para reorientarse; pero buscar constantemente soledad y aislamiento de la comunidad, es un obstáculo en nuestro camino de desarrollo. En la actual era de Acuario, el progreso egocéntrico bloquea la corriente de la vida. Es una era de conciencia de grupo y de relaciones de grupo en la que tenemos que aprender a reconocer las necesidades de la vida circundante y a cuidar de ellas. La inclusión de los otros y el intercambio de energías hacen que los grupos crezcan juntos. Las reuniones regulares, escuchar las enseñanzas de la sabiduría elevan, se estabiliza en la conciencia del alma y fortalece la conciencia grupal.

Las vidas en grupo son algo más que reuniones conducidas acerca de algún tema. Las vidas de grupo se realizan para elevarse sobre el condicionamiento de las opiniones y los juicios de mentes estrechas, y para profundizar en sabidurías cósmicas. Rastreando la fuente de nuestro ser en las convivencias grupales, nos liberamos de nuestras mentes limitadas. Años de práctica nos conducen a los pensamientos más sublimes.

La Semilla

Por décadas, la Jerarquía ha sembrado la semilla de la vida en grupo, especialmente a través de los libros del Maestro D.K. Esto ahora, tiene que conducir a exitosos experimentos de vida en grupo produciendo un crecimiento intensificado de la conciencia grupal. Lo que ha sido un sueño por mucho tiempo, se está convirtiendo ahora en una experiencia viva para más y más personas.

El Maestro E.K. comenzó a divulgar sabiduría a grupos de buscadores por medio de seminarios y de convivencias grupales, en las cuales se profundiza mucho más, que en las charlas públicas. En las convivencias grupales, él impartió meditaciones, enseñanzas de la sabiduría, viviendo juntos e intercambiando. Luego esto fue continuado en mayor escala, por el Maestro K.P.K. Básicamente, el ritmo para esto fue fijado por el Maestro E.K., con oraciones matutinas y vespertinas y enseñanzas, consultas personales, viviendo bajo un mismo techo, comida vegetariana y entretenimiento ligero. Las enseñanzas son de las escrituras antiguas y de la sabiduría expresada a través de H.P. Blavatsky, Alicia A. Bailey y el Maestro E.K. La sabiduría es eterna, no es nueva, pero se manifiesta en momentos y lugares diversos con una terminología diferente.

Satsang

Así las convivencias grupales son también una antigua tradición; lo que es nuevo es el estilo de estas reuniones. En el Oriente se les llaman Satsang. En Sánscrito, Sang significa grupo y Sat significa ESO, la verdad de la existencia. El grupo se reúne para entrar en contacto con ESO y para estar en Su presencia. El propósito de la vida en grupo es recordar siempre al UNO, en todos los momentos, en todos los lugares, en todas las formas y nombres, y no olvidarse de ÉL. Sin embargo, continuamos olvidándonos de ÉL, y hacemos grandes las cosas poco importantes. El pensar en nuestros problemas y dificultades nos cautiva y nos abate. Así nos confinamos y nos desconectamos de nuestra fuente. La vida en grupo puede ayudarnos a encontrar de nuevo el sendero de retorno.

Recibimos impresiones de los planos sutiles, de modo que nos sentimos atraídos por las convivencias grupales. Para estas reuniones, dejamos atrás nuestras actividades mundanas por un rato, para profundizar juntos en las enseñanzas de la sabiduría. Pensamos que es nuestra decisión el reunirnos en convivencias en grupo, pero en verdad nos reúnen, cuando las almas están listas para ello. Algunos vienen incluso en contra de la voluntad de sus personalidades. Reaccionamos a la llamada del Maestro en nosotros, a condición de que arreglemos nuestras vidas consiguientemente.

Las razones por las que no deseamos participar en una vida en grupo, se consideran inválidas desde el punto de vista del Maestro. Es nuestra propia lógica la que intenta satisfacernos: “Las circunstancias de mi vida no me permiten participar, por lo que intentaré experimentar la presencia del Maestro en mi hogar. ¿Por qué habré de gastar tiempo y dinero viajando?” Cuando nuestras vidas en casa, en el trabajo o en la sociedad se desvían mucho de las instrucciones del discipulado, no es posible que participemos en convivencias grupales; algo surgirá. Desde el punto de vista de la personalidad se requiere siempre un cierto sacrificio para andar el sendero del alma.

Laboratorio para el Discipulado

Un trabajo conjunto mantiene al grupo unido y ayuda al progreso. Sin una actividad conjunta, el grupo se separará.Aquéllos que no trabajen para el grupo, no se estimularán y no serán reanimados por el grupo. Permanecen solamente al margen de la vida en grupo o incluso la dejarán. Es por ello, que en una vida en grupo deberíamos siempre ver, en qué pudiéramos contribuir al grupo.

El grupo y las relaciones de grupo deben venir primero, comenzando con el grupo de la familia; sólo entonces vienen nuestras vidas individuales. En la Era de Acuario, el grupo y la conciencia del grupo son el Maestro. La relación con el grupo se ve como la relación con el Maestro. El Maestro CVV incluso advierte el no desarrollar discordia hacia el grupo: “Aquéllos que desarrollen desacuerdo con el grupo serán removidos de Mí.” De igual manera, no debemos continuar discutiendo sobre las debilidades del grupo, es ineficacia, o una mala actividad, etc.

Los problemas que vemos en otros son nuestros propios problemas. Cuando los problemas surgen, podemos trabajar para resolverlos. Queremos experimentar el alma del grupo y no trabarnos con las personalidades de los miembros del grupo. Cuando dos opiniones se encuentran en una dimensión superior, ocurre una iniciación del grupo. No obstante, si nos apegamos a nuestros propios puntos de vista, crecemos en nuestras personalidades, pero no como almas. Es un desafío ver a personas con diversos temperamentos y personalidades como un todo. La fricción y las crisis son parte de la vida en grupo, por medio de las que nos redondeamos. En una vida en grupo ocurre el agrupamiento de personalidades, de modo que la conciencia una que trabaja a través del grupo entero pueda experimentarse. Los grupos son el mejor laboratorio para el discipulado. Todo lo que sucede en una vida en grupo tiene un propósito, incluso si no lo vemos. Desde el punto de vista de la síntesis no hay persona inútil en una vida en grupo, porque si está ahí, tiene que haber algún uso para ella.

Reforzamiento a través del Grupo

Ocasionalmente, cuando estamos atravesando crisis e incluso tenemos la sensación que no deseamos meditar más y quisiéramos retirarnos de un grupo, la energía del grupo es particularmente provechosa y de apoyo. En estas situaciones, los miembros del grupo deben encontrar ese gran respeto y comprensión amorosa, para que un individuo en crisis pueda continuar viniendo al grupo a experimentar Satsang, la vida en grupo. Un grupo estable puede neutralizar las irritaciones que surgen a través del sentimiento, de no poder desarrollarse y controlar la personalidad y a través del veneno de la negatividad. Los ejercicios de respiración, contemplar sobre la luz dorada y la energía del grupo, ayudan a superar las irritaciones.

La compañía de personas orientadas a estructuras positivas, nos eleva y ayuda a escapar de los disturbios y los ataques de las personas hipercríticas. Discutir con ellos no ayuda, rechazarlos nos ata a ellos aún más fuertemente. Podemos intentar ayudarles con una sonrisa – lo cual es casi imposible – y mantenernos pasivos hacia ellos tanto como sea posible. Entonces su interés desaparecerá con el tiempo.

Las vidas en grupo nos fortalecen en nuestra práctica y en la decisión de expresar buena voluntad en la vida diaria.Cuando estamos solos en casa, nos dejamos llevar más fácilmente por las tendencias de nuestra personalidad y encontramos más difícil el seguir los ejercicios. Individualmente, no somos tan fuertes como en la comunidad de personas con mentes afines. Un individuo con cierto grado de realización puede ayudar a otros a vincularse también con luz, de igual forma que él mismo ha sido ayudado por los Mayores. La tradición de la relación del Profesor-estudiante se basa en este vínculo, y éste conduce a la Luz Absoluta. En la vida en grupo su Presencia está particularmente cercana y pone bajo su dominio que cautiva, a todo lo que se vincula a ella.

Fuentes: K. P. Kumar: 25 Años de The World Teacher Trust-Global. / Notas de seminarios / E. Krishnamacharya: Lecciones del Yoga de Patanjali. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España.