Acuario

artwork from: www.stellarium.org; by: Johan Meuris : http://users.pandora.be/jomejom/; Copyright: http://artlibre.org/licence.php/lalgb.html

Parte 1

La Energía de Síntesis

La tierra gira como un trompo, cuyo eje se balancea lentamente. Por eso es que la órbita del zodíaco aparentemente se mueve; el punto de surgimiento del equinoccio cambia y retrograda hacia un nuevo signo cada 2.160 años. Este viaje simbólico del equinoccio le confiere, con las edades, las características al signo respectivo. En tiempos recientes hemos entrado en Acuario, y por lo tanto los eventos mundiales están particularmente coloreados con las cualidades de este signo. El pasaje anual del Sol por Acuario (20 de Enero – 19 de Febrero) refuerza aun mas sus efectos.

La energía Acuariana le da nuevas formas al mundo y acelera la evolución en un grado inimaginable, en lo individual y en lo social, como así también en el planeta como un todo. Las limitaciones entre lo interno y lo externo se desvanecen, de manera tal de que todo se integra en Una Vida. De esta manera, la energía de síntesis trabaja y nos enseña a aceptar a la humanidad como un reino y a la vida en el planeta como una unidad. Nos ayuda a superar la conciencia separatista y a desarrollar una conciencia de impregnación, que ve en las otras personas hermanos y hermanas. La conciencia grupal es una noción Acuariana; hace que el ser humano se una con la conciencia Una, la cual opera por medio de todo el grupo y lo libera del encerramiento de su vida individual. Cuando servimos a nuestros semejantes de una manera inegoísta, nos difundimos por el éter y resultamos canales parala nueva Energía de Síntesis.

Plegarse o Romperse

La humanidad se ha dividido debido a los sistemas y conceptos; en nombre de la ley y de la verdad, los grupos y las personas luchan unos contra otros. Por lo tanto, la síntesis es la necesidad de la hora. Quienes sintonizan la Síntesis de la Vida, dejan de aferrarse a los conceptos y realizan la unidad dentro y fuera de todas las formas, de todos los nombres, de todos los lugares y de todos los tiempos. Los que no están listos todavía, o se resisten, entran en el penoso proceso de „romperse”, porque la nota clave de la energía Acuariana es „plegarse o romperse”.

Urano, el regente del signo, reina sobre la electricidad y sobre los destellos de intuición. Origina cambios repentinos y expansión en las concepciones de las personas. Desde que Urano está en Acuario (1996 – 2003), estamos recibiendo una fresca dosis de esta energía. Los que sintonizan la energía y la invocan regularmente, se hacen simbólicamente „radioactivos”. El Uranio es el metal de Acuario. Cuando la penetrante luz irradia en los lotos de los corazones, estos se desarrollan rápidamente y se acelera la evolución espiritual.

„Solo la benevolente y abarcante síntesis puede dar ímpetu al nuevo progreso de la conciencia.” (Supermundano I, § 96)

Despejando el Camino

Para el hombre común el comportamiento tipo Acuariano es incomprensible, oscuro y hasta alocado. Tiende a romper convenciones y a buscar nuevas soluciones para los problemas sociales, económicos, políticos o religiosos, pero sin que los estados de cosas existentes hayan de ser quebrados sin darles tiempo a que se amolden, porque de lo contrario surge la confusión y el caos. Pero la energía Acuariana convulsiona todo lo que está endurecido y es restrictivo, ya sea regional, nacional, religioso, racial o personal. En el siglo XX hemos visto cómo han sido destruidas restricciones anteriores en gran escala, y se ha preparado el espacio para algo nuevo, mediante las dos guerras mundiales, los avances y descubrimientos científicos, mediante el trabajo en red por vía aérea, la televisión, internet y la economía mundial. Quienes egoístamente dependen de posesiones, dinero o poder, obstruyen el camino del flujo. Pero Acuario asegura la circulación de la energía de la vida, y en forma suave o ruda despeja el camino.

Brecha y Puente

Acuario rige las pantorrillas en el cuerpo, pero en el sendero de retorno, Acuario rige el centro que se halla en la región sobre el centro entre las cejas.

Durante la meditación la conciencia se expande en presencia de la conciencia del „Yo Soy”, y experimenta un estado mas allá del sonido, del color, de la forma, de la idea y del pensamiento. Esto no puede ser comprendido, porque no hay mente ahí. La pura experiencia tiene lugar como una señal eléctrica. Es como el aumento de voltaje en una corriente eléctrica aplicada a una lámpara encendida, que le hace irradiar un haz luminoso, un puente de luz entre las glándulas pineal y pituitaria, donde la línea de demarcación entre el mundo objetivo y subjetivo desaparece. En la marca distintiva de Acuario hay dos líneas que se mueven paralelas como dos destellos de relámpagos (♒). Revelan la energía existente en el intersticio, formando también el trasfondo de las líneas: lo compenetra todo, pero al mismo tiempo no es perceptible.

Se dice que la coloración de Acuario es la brecha entre dos colores, una sombra entre el azul oscuro y el violeta, que les parece incoloro a las personas no entrenadas. El símbolo del signo es un hombre llevando un cántaro con agua. El cántaro está abierto en ambos lados. En un lado las puras aguas de la vida se vierten, y sin embargo no vemos lo que sucede en el otro lado de la abertura. Podemos ver el agua en cuanto ella se manifiesta, pero no reconocemos la fuente.

Acuario es el puente entre la materia y el espíritu. Hay una brecha entre un plano de existencia y otro, que no podemos reconocer mientras no hayamos alcanzado la conciencia Acuariana. No puede ser explicado, sino solo experimentado. Si lo llevamos al terreno de los conceptos, se concretiza y muere.

Acuario es el tercer signo de aire del zodíaco después de Géminis y Libra. Representa el principio del aire espiritual. El aire es materia, pero materia sutil, en la cual el hombre comienza a ascender. Esto significa que refina su cuerpo etérico y entra en los secretos del espacio y de sus inteligencias invisibles. O sea que vuelven los tiempos propicios para un desarrollo completo de las ciencias mas refinadas, y del nuevo surgimiento en la humanidad de los misterios antiguos.

Parte 2

El Espacio Pulsante

Percibimos el aire que nos rodea cuando está en movimiento; de lo contrario, es como si no existiera para nosotros. De igual manera, el espacio que nos rodea parece no existir, porque no lo vemos. Pensamos que el sol y los planetas se mueven en un espacio vacío: no podemos percibir la fuerza que coordina los planetas entre sí y con el sol. Al explicar las enseñanzas de la sabiduría, H.P. Blavatsky dice que no hay vacío en el espacio, sino que a lo sumo, hay un vacío en nuestra mente: el espacio pulsa y está lleno de fuerza. Las pulsaciones se mueven en estructuras rítmicas como ondas a través del espacio. Pueden convertirse en un universo; como existencia sutil forman el trasfondo de cada forma en el mundo de los fenómenos, y actúan como la fuerza de conexión. Acuario es la conciencia del espacio; la actual Era de Acuario conduce al hombre a un contacto directo con el espacio y sus inteligencias invisibles. En el Oriente, se llaman Gandharvas, que significa en sánscrito: “las ondas en el espacio”. Se cuenta que Vena, el músico – un Gandharva o ángel supra-cósmico – abarca todo el cosmos cantando alegremente la “canción de la luz”. A causa de su influencia, los principios del sonido y de la luz se expresan en los diversos planos.

Acuario se representa visualmente como un hombre que lleva un cántaro de agua con aperturas en ambos lados y de las cuales fluye la Abundancia de Prana, el Agua de la Vida. Este símbolo se refiere a las formaciones interminables de la nada aparente al algo aparente. El agua no entra a través de una de las aperturas del cántaro, pero el mundo visible brota de ella como saliendo de la nada. En medio de estos dos fenómenos, ocurre una cierta magia de la que nace la creación. Acuario rige sobre este túnel de la nada al algo, que es también el punto del paso de la muerte al nacimiento. Uranus, el regente de Acuario, posee la clave para comprender estos secretos. Sus vibraciones estimulan las mentes de los científicos para hacer investigaciones sobre los límites del espacio, así como acerca de la brecha entre el espacio y el átomo para así poder llegar a descubrir el secreto del nacimiento de la materia.

El principio pulsante existe en nosotros como una corriente incesante. El “murmullo de la corriente” fluye en nuestro interior como la “voz del silencio,” siempre con nosotros, como una cascada gigante que emerge del cántaro de Acuario. Experimentamos la verdad de nuestra existencia cuando aprendemos a liberarnos de los miles de pensamientos e imágenes que llevamos en nosotros mismos y que son, sobre todo, impresiones de nuestra memoria. “Nil, none, no thought level…,” (“Nada, ninguno, ningún nivel de pensamiento…”) le llama el Maestro CVV. Cuando estamos en este estado, estamos en el canal de la energía de Acuario o la energía de síntesis. Él la llama “el comienzo de un puente más alto”. Rige sobre la brecha existente entre la forma y lo amorfo, que no podemos percibir con nuestra conciencia ordinaria. La meditación de Acuario nos saca de los límites de nuestras ideas y conceptos a la experiencia pura. Esto se experimenta como un aumento de la tensión eléctrica. La electricidad trabaja a través de los diversos instrumentos, no puede verse, pero puede experimentarse. El Maestro CVV llama “electric hint” (“referencia eléctrica indirecta”) al aumento de la tensión de energía entre la glándula pineal y la pituitaria, en la cabeza. Entre ellas se crea un arco, como una chispa eléctrica que une el espacio entre dos polos. Las dos líneas del símbolo de Acuario (♒) representan esta energía. Podemos visualizar el puente etérico ante nuestra frente como la vía que va desde el centro de las cejas al tercer ojo, situado más arriba, y finalmente hasta el punto superior de la cabeza.

El Sonido y el Cuerpo Etérico

Acuario es el tercer signo de Fuego del zodíaco. Él nos ayuda a ascender de la materia a la materia sutil. La Humanidad se acerca cada vez más al plano etéreo, y las leyes de la luz, del sonido, del espacio y del éter se revelan cada vez más: los viajes aéreos y a través del espacio, las computadoras, los ordenadores y las telecomunicaciones acortan las distancias, el dinero llega a ser inmaterial, y los materiales de nuestro vestuario se hacen más ligeros. De igual manera, nuestros alimentos son más ligeros que los de nuestros antepasados, pero deben todavía llegar a ser mucho más ligeros para que nuestras células cerebrales se transformen para poder experimentar los aspectos sutiles de la existencia. Los tejidos cerebrales dependen del tipo de alimento que comemos, así como de nuestras emociones y pensamientos: más agua, más ensaladas, más jugos y una parte pequeña de cereales deben ser la mayor parte del alimento. Las emociones pesadas llegan a ser más ligeras, si las miramos con humor. El sonreír y el humor como actitud básica nos apartan de lo denso. Los pensamientos de buena voluntad ayudarán a la luz interna a permear el cerebro.

Acuario tiene que ver con el sonido, el espacio y el éter. El sonido que emana a través del éter es el mejor medio para reconstruir el cuerpo etéreo. El sonido dulcifica la personalidad y la conecta con el hombre interior. Los sonidos mántricos ayudan a viajar del exterior al interior y a habitar en el centro. Son fórmulas sonoras a través de las cuales nuestra conciencia se integra a la conciencia universal o a la síntesis. Júpiter, el regente del principio del sonido, es el regente de Acuario en el plano del alma. Para podernos adaptar fácilmente a las energías de Acuario, el Maestro CVV (una encarnación del Maestro Júpiter, llamado Agastya en el Oriente) dio las sílabas “C-V-V” como un sonido clave al inicio del siglo pasado. Él dice: “El que se proponga romper con sus propias limitaciones y desee llegar a ser inmortal, puede trabajar con este mantram.” La idea es que usted se percate interiormente de que la muerte es un mito cuando tenga la experiencia de la continuidad de la conciencia. Entonces sabemos que no morimos, incluso si dejamos el cuerpo, y perdemos el miedo de la muerte. El salir del cuerpo, que sucede inconcientemente cada noche, se convertirá en una experiencia consciente normal en la Era de Acuario.

Él propone entonar el mantram regularmente dos veces al día, en la mañana y en la tarde, y después observar durante un cuarto de hora lo que ocurre en nuestro interior. Esta pausa puede hacerse también de cuando en cuando, en cualquier momento, entre dos acciones. No hay otra contemplación mental en el sonido, ni tampoco en él, ni en otra forma alguna. Es una contemplación en el estado en el que no hay sonido, ni color, ni forma, ni idea, ni pensamientos. Las formas que conocemos, desaparecen, y en esta apertura, la sabiduría puede fluir como un relámpago. Simplemente permita que suceda. En una fracción de segundo, la energía de Urano transmite la impresión intuitiva, la cual nos revela el Plan. Esto sera comprendido más tarde por la mente superior, luego por la inferior y mucho más tarde por el resto de las personas. A niveles globales, muchos de los acontecimientos que ocurren sólo podrán ser comprendidos si se les analiza posteriormente.

Viento de Riqueza

En ocasiones, las puertas a las energías de Acuario están abiertas de par en par. Debemos estar muy al tanto y utilizar esas ocasiones. El Sol y la Luna son frecuentemente un espejo para Urano. Cada mes, cuando la Luna pasa a través de la constelación Dhanishta (que significa “viento de riqueza”), en la segunda mitad de Acuario, el momento es particularmente favorable, y de igual manera, cada año, mientras el sol viaja a través de esta constelación entre el 7 y el 20 de Febrero aproximadamente. Hasta el 2003, Urano mismo está en la constelación y ofrece aún mayores posibilidades para desarrollar la conciencia. También, en la luna llena de Acuario podemos experimentar más fácilmente la lluvia de estas energías. !Que el contacto con los planos más sutiles de la existencia contribuya a una transformación más rápida y sea de beneficio para la Humanidad!

Parte 3

Rompiendo Formas Solidificadas

Cuando observamos el estado actual de nuestro planeta vemos que nosotros, la humanidad, hemos perturbado seriamente el sistema ecológico y hemos puesto en peligro las bases de la vida de una manera alarmante. La tierra es envenenada por productos químicos. Las plantas y los animales se manipulan para rendir mayores beneficios. También manipulamos recientemente los genes e incluso intentamos clonar la vida humana. Hay una gran fascinación por violar la ley natural para ver cómo es ésto. Se desafían las tradiciones y las autoridades de antaño y se eliminan los tabúes sexuales. Los matrimonios y las relaciones de familia se rompen y las carreras profesionales terminan repentinamente. Entretanto, las iglesias occidentales se vacían, mientras crece, por otro lado, la sed de cosas nuevas y de lo desconocido. Dimensiones inimaginables de redes de computadoras se abren en el mundo de la electrónica, permitiendo una observación más profunda de los diversos mundos del pensamiento y de los sentimientos humanos. Surgen nuevos mercados que se derrumban poco después, haciendo perder grandes sumas de dinero. Muchos perciben los progresos rápidos de los últimos años y décadas como una amenaza. Es como si una gran inundación hiciera que las presas se rompieran, inundando la tierra y arrasando con todo lo que se le interpone – una experiencia que algunos sufren también físicamente. No hay lugar en el planeta que no haya sido tocado por estas ondas de choque. Toman todas las formas de vida y destruyen todo lo que parezca ser seguridad y certeza externas.

Todo esto sucede bajo el impulso de las energías de Acuario. Las aguas de la nueva vida fluyen simbólicamente del cántaro de Acuario, rompen formas solidificadas y nos ayudan a superar circunscripciones y limitaciones. Por nuestro lado, tendemos a solidificar y a crear circunstancias de vida que nos condicionan y atan. Nos encerramos en los conceptos de familia y en los regionales, nacionales o religiosos y somos confinados por nuestras propias ideas. Construimos prisiones mentales incluso en nombre de la espiritualidad. Hablamos sobre conceptos profundos, que siguen estando vacíos, sin experiencia. Acuario enseña la sabiduría a través de la experiencia. La sabiduría que aprendemos a través de nuestra propia experiencia es más profunda que todo el conocimiento de los libros. Es por ello que los Maestros de Sabiduría nos dan hoy el conocimiento de las Leyes de la Vida y sus consecuencias, si no las seguimos. Sin embargo, nos dejan libres para hacer lo que deseemos y para hacer nuestras propias experiencias. Sólo nos ayudan si lo deseamos, sin restringir nuestro libre albedrío. Las mismas circunstancias de la vida nos imparten las lecciones necesarias.

En la situación planetaria de hoy, muchos esperan la intervención de un poder sobrehumano para arreglar las cosas, pero lo sobrehumano trabaja siempre a través de los hombres. No obstante, si pensamos que podemos solucionar la situación por nosotros mismos, sobrestimamos nuestras capacidades. Nuestra mente nos limita, nuestro intelecto no nos ayuda a avanzar. En consecuencia, la energía de Acuario ha visitado el planeta, esto también recibe el nombre de Descenso del Avatar de Síntesis. Sus energías trabajan en todos los reinos de la naturaleza para “elevar la tierra hasta los Reyes de la Belleza”. Trabajan desde el interior, por lo que tenemos que mirar hacia dentro y aprender a ajustarnos a ellas si no deseamos pasar por experiencias dolorosas.

Urano, Regente de Acuario

Urano, el regente de Acuario, nos ayuda con estos ajustes. Él causa agitaciones y crisis repentinas. Destruye todo lo que obstruye al alma y reconstruye desde adentro. Urano estimula la espontaneidad, la originalidad y la inventiva. Su trabajo es eléctrico y rápido, como un relámpago, una energía penetrante de gran velocidad que acelera el ritmo de la vida. Cuando el Sol o la Luna pasan a través del signo de Acuario, particularmente en la segunda mitad, traen expansiones de conciencia. Podemos utilizar estas energías, si nos sintonizamos con ellas en meditación, particularmente en la Luna Llena y la Luna Nueva de Acuario. Desde 1995 hasta el 2003 Urano está en Acuario. Durante este tiempo él nos ha concedido cambios tremendos tanto en lo exterior como en lo interior.

El Maestro de Acuario

Fue entre 1912 y 1920 cuando Urano estuvo en Acuario por última vez y comenzaron las grandes agitaciones. También en aquella época mucha gente esperaba la llegada de una nueva energía, pero no ocurrió como se pensaba. El planeta recibió las energías de síntesis a través de la transmisión del gran maestro llamado Agastya o Maestro Júpiter en círculos teosóficos. Él se manifestó a través del maestro CVV (1868 – 1922), que vivió en la India del sur en la ciudad de Kumbhakonam y fue también alcalde allí. Él no eligió el lugar por casualidad: Kumbha significa Acuario y konam significa ángulo – el ángulo de Acuario. A lo largo de toda su vida, él enseñó el ideal acuariano de existencias conscientes simultáneas en todos los niveles, a vivir en el estado del samadhi, y a enfocar los deberes domésticos, profesionales y sociales simultáneamente, a trabajar en una ciudad pequeña y a entrenar a 1000 mediums mientras anclaba la penetrante energía de Acuario en el éter para elevar la tierra. Completamente uraniano, le dijo a quienes le rodeaban que no podían entender su trabajo, que se necesitarían varios siglos para asimilar lo que había llegado.

Para poder responder a las vibraciones más altas, hay que construir un puente entre la mente individual, la planetaria, la solar y la universal. Él dijo: “Dejaremos caer una cierta clase de anzuelo y te levantaremos a ti con él. Tú llamas y yo contestaré.”

Construcción del Puente Superior

En consecuencia, el puente se construye de arriba hacia abajo; en nosotros, entre la cabeza y el centro del ajna; en el cuerpo, el eje de este puente es la parte superior del signo de Acuario a partir de la cual vienen a nuestra mente los destellos de la intuición. Es un estado de experiencia, en el cual no hay aún conciencia alguna u observador alguno que pueda observar los hechos, porque el conocimiento y el conocedor son uno. Este estado es un paso de lo desconocido a lo conocido, y se compara con la transición del despertar. En el sueño estamos fundidos en la existencia. Cuando despertamos, sabemos que salimos del sueño, pero no sabemos como despertamos. La transición es el estado acuariano. Se llama el número 0 positivo, que no es vacío, sino plenitud: “Es verdad y no es verdad, por lo tanto no es falso.” Los videntes describen el estado de plenitud que reside más allá de la capacidad mental. Es representado simbólicamente por el círculo con el punto central. Parte de este símbolo fue revelado a Madame Blavatsky por los Maestros. El símbolo es de color azul y es de naturaleza constructiva. Usted puede imaginar el centro del círculo en el centro del corazón y el círculo a su alrededor. El antiguo mantram védico: “Purna Madah, Purna Midam…” describe su esencia: “AQUELLO es perfección. ‘Esto’ es perfección. ‘Esto’ sale de la perfección de AQUELLO. Cuando Se sale de sí mismo, la perfección sigue existiendo.”

Parte 4

El Manuscrito Original

Al hombre se le compara con un manuscrito, del cual existe solamente un original escrito en su propia mano. Mme Blavatsky dice que ella ha encontrado el original, es decir el ser. Cada uno de nosotros es un original, del cual no existe copia. Cada alma es especial y se desarrolla en su propia especialidad. Nadie puede hacer un trabajo de la misma manera que cualquier otra persona. Por lo tanto, no debemos esforzarnos por ser como otros. Tenemos el viejo hábito de que nos gusta copiar a otros, pero la imitación pertenece al estado de conciencia de un niño que imita a sus padres y profesores. Mientras no sabemos hacer algo, nos sentimos más seguros cuando imitamos a alguien en quien confiamos. Nos sentimos bien siguiendo a otros – hasta que tenemos la confianza necesaria en nosotros mismos, la confianza en nosotros mismos como almas. En el futuro no hay obediencia ciega ni seguimiento ciego, porque cada hombre se convierte en un ser pensante. Él querrá recoger información y luego decidir cómo proceder. Mucho niños le dicen a sus padres: “no se mezclen en mis asuntos; no me controlen; me conozco, sé lo que tengo que hacer y lo haré bien. No se preocupen por mí, trátenme solamente de la forma adecuada.”

Las energías de Acuario y su regente Urano refuerzan la naturalidad de ser originales. Acuario no sigue el camino trillado. No quiere que nadie le diga qué hacer o le dé órdenes. Él no toma decisiones por otros, sino solamente para sí. Los que están preparados para ser guiados reciben proposiciones; si responden, pueden aceptarlas y seguirlas. Si no, las deja simplemente a un lado y hace sus propias experiencias. Acuario no acepta tradiciones huecas. Mantiene los valores, pero destruye las tradiciones restrictivas y sin valor. Ésa es la razón por la cual en el Occidente hay una actitud negativa y rebelde hacia tradiciones y autoridades. Esta actitud, sin embargo, no destruye solamente cosas sin valor, sino también cosas valiosas.

Aprendiendo a Través de la Experiencia

Desde el punto de vista de la Jerarquía, estas aberraciones no importan, porque saben que las almas continúan tomando cuerpos. Puede ser que experimenten y se quemen, una vez, dos veces, tres veces, por un tiempo, pero finalmente aprenderán. En las viejas escrituras está escrito: “No robarás.” En la Era de Acuario de hoy se dice: “Puedes robar si estás dispuesto a afrontar las consecuencias.” Si un niño no desea aprender, podemos decirle: “Puedes hacer lo que te plazca, si estás preparado para vivir más adelante como un mendigo.” El que no hace caso de reglas de salud en nombre de la libertad, terminará finalmente con enfermedades incurables con sus debidas inconveniencias y se dará cuenta lentamente de las causas. Un fumador puede que deje de fumar cuando tenga un ataque al corazón; un bebedor, cuando su presión arterial aumente muy seriamente. Solamente podemos informar a la gente sobre la sabiduría y sobre las consecuencias de no seguir sus indicaciones. Un Maestro dijo: “la gente sabe, pero no le interesa aplicar correctamente aquello que se les ha informado.”

Patrones del Pasado

No podemos poner en práctica muchas de las cosas que sabemos. Hay algo en nosotros que abruma nuestro conocimiento y nos hace hacer cosas estúpidas. Esto deviene de las semillas del karma pasado. No perecen, sino que aparecen tan pronto como tienen oportunidad y crean caos. Estamos condicionados por estos patrones en la mente subconsciente y podemos también reconocer a otros por sus patrones. Es muy difícil superarlos. Sabemos que no debemos criticar, manipular o actuar emocionalmente, pero de todas formas lo hacemos. Sabemos que no debemos ser posesivos, y aunque hemos decidido no serlo, seguimos aprisionados por el patrón.

El Maestro CVV, el Maestro de Acuario, dice que no debemos preocuparnos por ello, pues El ya se ha puesto en contacto con los Gandharvas, los Señores de la vibración más allá de la creación. Vena, un Gandharva, espera comenzar a trabajar para limpiar las paredes de nuestra mente subconsciente totalmente impregnadas de imágenes y para eliminar todos los vestigios. Él hace esto con la ayuda de sonidos: “Vena, el Gandharva, está limpiando las imágenes de la mente subconsciente en las paredes de mi naturaleza con los jeroglíficos del sonido de su lira de siete cuerdas”, (Psicología Espiritual). En consecuencia, cuando trabajamos con los sonidos clave que nos han sido dados, ocurren cambios rápidamente. Para nuestra sorpresa se producen cambios positivos en nosotros y puede que la gente diga que ya no somos los mismos. Podemos visualizar la energía de este Gandharva sobre nuestro Sahasrara o centro de la cabeza y cómo entra a través de ese centro, alcanza el centro del ajna y el centro del entrecejo y continúa fluyendo hacia abajo a través de todos los centros para llenarlos de luz y sonido. Entonces la energía se eleva otra vez como la serpiente, que ahora se ha convertido en la serpiente alada o el águila. Requiere de cierta disciplina el emitir el sonido clave de CVV dos veces al día y observar luego por cierto tiempo lo que ocurre interiormente. No obstante, el Maestro aseguró el cambio requerido el cual nos permitirá experimentar la luz interior. Particularmente cuando el Sol o la Luna pasan a través de la constelación Dhanishta, en Acuario, hay un lluvia más eficaz de la energía acuariana a través de los sonidos, a la que también se denomina la energía de síntesis. Cada año el Sol recorre esta constelación entre el 7 y el 20 de Febrero.

El centro de la cabeza se relaciona con el signo de de Piscis y la parte superior de la frente con Acuario. Durante los próximos siete años, cuando Urano pase por Piscis, serán épocas difíciles en el mundo objetivo, aunque serán años favorables para los logros espirituales. Nos ayudan a abrir el camino para Vena, para traer las energías correspondientes y para borrar las imágenes del karma del pasado de las paredes de nuestra mente subconsciente.

Reestructurando

La energía de Acuario es una energía que crea y disuelve formas. Como un alfarero rompe los modelos que no son suficientemente buenos y crea de esa arcilla otros mejores, Acuario puede romper y crear nuevas formas en los diversos planos. Los Círculos Superiores han decidido que los modelos presentes del hombre no son suficientemente convenientes para experimentar la luz entrante. La palabra clave es reestructuración, reorganización.

En las últimas décadas una gran cantidad de estructuras han cambiado en la economía, la política, la sociedad y en los campos individuales y espirituales. Algunos consideran peligrosos estos cambios tan rápidos; otros los consideran importantes y necesarios. Al margen de cómo discutamos sobre ella, para la Era de Acuario las estructuras tienen que ser tersas y flexibles. En consecuencia, los conceptos de naciones y gobiernos se quebrantan y las razas se mezclan para romper el individualismo y el separatismo y hacer que las sociedades se interrelacionen. No debemos participar en este trabajo de unificación con lógica y discusiones, sino con cooperación. Podemos vincularnos con otros a nivel del Alma y, cuando los incluimos en nuestra meditación, comienzan a hacer un trabajo complementario al nuestro. El Alma trabajará a través del plano del Alma, para lo cual, las personalidades no tienen que unirse. Este trabajo se hace a través de países y de continentes. Cuando realizamos nuestro trabajo en el plano del Alma, trabajamos automáticamente junto con los otros.

Fuentes utilizadas: K. P. Kumar: Hércules: El Hombre y el Símbolo / notas de seminarios / E. Krishnamacharya: Astrología Espiritual / Psicología Espiritual. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España – A. A. Bailey: Astrología Esotérica, Lucis-Trust, London (http://www.netnews.org/www.lucistrust.org ) – „Supermundane”, Agni-Yoga Society, New York.