El Señor Rudra

Vibración en el Éter

RudraEn el esquema de sabiduría védica y los Puranas relacionados, Rudra es el Señor de la Voluntad y del fuego, quien abre el camino para la creación en varios niveles.También es el Señor que despeja los obstáculos para la creación y ayuda a los seres en el camino de regreso. Así, para la entrada y salida del mundo, Rudra es el ayudante principal, guía, maestro y yogui.

Como el Señor de la Vibración, Rudra es el primero y el más importante de los Devas Védicos. Los Devas son de muchos grupos, principalmente tres: Adityas (los Señores de Radiación), Rudras (los Señores de Vibración) y Vasus (los Señores de Materialización). Hay principalmente 11 Rudras, cuyo trabajo galvaniza la materia en actividad y produce así los diferentes estados de la materia. Todo en el universo es un patrón en el espacio formado por la matriz del espacio que se manifiesta como Rudras.

Rudra significa el Señor de los Éteres o “aquéllos que rugen” (Rodasi, Antariksha).Los Rudras son luces vibrantes visibles para aquéllos que tienen visión interior (Anta-Riksham), los videntes. Estos videntes describen a los Devas de Antariksha (el espacio invisible) como vibraciones en el éter, que son como un rugido desde el silencio. Los Rudras rugen a través de los éteres transmitiendo ondas electro-magnéticas; a través de este trabajo manifiestan los mundos visibles e invisibles desde la luz más allá de la oscuridad. La transmisión de las vibraciones es a través de sonido y luz.

El rugido de los Rudras es sonido; va desde lo inaudible hasta lo audible, desde el sonido del silencio hasta la voz del discurso. Es el sonido inaudible del OM, que se transforma en la garganta en sonido audible y en discurso.

Rudras son necesarios para la exteriorización. Externalizan la Luz más allá de la oscuridad, es decir, la hacen manifestarse. Su sonido desestabiliza la Luz, de igual manera que nos desestabilizamos y gesticulamos cuando hay un ruido repentino. La Luz invisible se llama Aditi, la Madre del Mundo. Las diferentes calidades de luz surgen de ella como Adityas o Devas de radiación. Al perturbar y desestabilizar la Luz original, los Rudras causan vibraciones por las que los átomos y las formas se crean en los siete planos.

Rudra es el Primer Logos, que se llama Shiva o Voluntad Cósmica en uno de sus 11 aspectos. Representa el aspecto de la Voluntad del alma y nos ayuda a fortalecer nuestra voluntad con su fuego, que es la Buena Voluntad. La energía de Rudra es muy importante para fortalecer la voluntad, por lo que podemos hacer algo bueno. No debe dejarse de enfatizar la importancia de los Rudras.

El Nacimiento de Rudra

En el Bhagavatam Purana está la historia de Brahma el, Creador. Cuando empezó a crear, surgieron en primer lugar los cuatro Kumaras, la juventud eterna. Cuando les ordenó crear, para su sorpresa, se negaron a hacerlo, porque sabían que tenían otra tarea que hacer. Brahma se enojó y comenzó a rugir. Fuera de su centro del entrecejo, Rudra salió con luz roja y azul, el primero y el segundo de los rayos cósmicos. Eso significa que a partir de la oscuridad del trasfondo surge la primera manifestación como vibración.

El color de Rudra es rojo brillante. La Voluntad de Rudra puede invocarse contemplando en el color rojo. Sin embargo, sólo los estudiantes avanzados pueden trabajar con rojo para construir y destruir. A los demás se les aconseja trabajar con naranja, una variación del rojo, para disolver bloqueos. A las personas sensibles, como los niños, se les recomienda contemplar sobre el color rosa. Incluso el día comienza con el rojo en el horizonte oriental y concluye con el rojo en el horizonte occidental. El color cobre del cielo en la mañana y las horas de la noche también es adorado como los dos ojos de Rudra.

La Protección de Rudra

El símbolo de Rudra es la doble pirámide, un cuadrado con una pirámide hacia arriba y otra hacia abajo. Los 11 aspectos de Rudra son las cuatro direcciones y las diagonales, conectadas con las direcciones hacia arriba y hacia abajo. Hay diez direcciones con el centro como el 11; el punto en el centro representa el alma. La doble pirámide es un escudo protector eficaz. Cuando conectamos los ángulos desde el centro, las vibraciones se hacen activas a través de todos los canales y permanecemos en un campo electromagnético con la vibración más alta. El Shiva Lingam es la doble pirámide con los ángulos redondeados, representa la transformación y es un símbolo oculto de los 11 Rudras como la síntesis de toda la creación. En la India, los videntes concibieron los 12 lingams más auspiciosos, los Lingams de Jyothir en 12 puntos de energía del país, donde el Señor Rudra puede ser experimentado en forma de un huevo resplandeciente de luz.

En la meditación de la Red Diamantina construimos la forma de una pirámide doble como un diamante, uniendo con otros meditadores la forma de un diamante nacional, continental y mundial. Al cantar el mantra Védico de Rudra, el diamante se llena con las energías del Señor de Vibración que se le ofrece a la Jerarquía como un templo global para permitirles manifestar la justicia social como parezca adecuado. No juzgamos ni decidimos qué es la justicia social, ni el éxito de la obra.

Los Rudras son de gran ayuda para destruir los impedimentos para el camino de Luz. El ritual del fuego y el ritual del agua, el Rudra Abhishekam, tienen como objetivo la manifestación de la energía eléctrica de lo invisible a los planos visibles. El ritual de Rudra también es muy bueno para fines curativos, pero si deseamos hacerlo, es un compromiso hacerlo siempre y regularmente, sin claudicar.

En el plano supracósmico, Rudra aparece como Agni, en el plano cósmico como Rudra, en el plano solar como Vayu (respiración cósmica) y en el plano planetario como Surya, el Sol. Así representa los tres fuegos: fuego eléctrico, fuego solar y fuego por fricción. Estos aspectos de Rudra se describen en el libro “Tratado sobre fuego cósmico” por Alice A. Bailey. El comentario sobre Fuego dado en el libro se basa en el himno a Rudra del Sweta Upanishad (II, 17): “Al Dios que está en el fuego y que está en las aguas; al Dios inmerso en todo el mundo; al Dios que está en las plantas de verano y en los Señores del bosque; ¡a ese Dios sea adoración, adoración.” Este mantra (Yo Rudro…) purifica los cinco elementos del cuerpo y los cinco elementos de la atmósfera y permite la pureza y la claridad para el alma. Otro de los mantras principales relacionados con Rudra es “Trayambakam…” Este es und mantra muy poderoso que nos da la Voluntad de cambiar la vida para mejor.

Sin embargo, la Voluntad debe ser retirada nuevamente cuando se ha realizado el trabajo. Si dejas el fuego una vez cocinado el plato, se quema la comida. Los grandes emperadores también tuvieron que ser detenidos, para que no destruyeran lo que había sido creado. El trabajo de los Rudras para la creación se ha hecho hasta el momento de la disolución. Durante la manifestación los Rudras sólo trabajan cuando se les necesita para eliminar obstáculos para el trabajo de la Luz. Los Rudras son llamados cuando hay problemas con energías diabólicas.

Retirada hacia el Interior

Después de que el trabajo de Création fue hecho, el Creador les mandó a retirarse al interior y a hacer penitencia (Tapas) hasta que fueran llamados de nuevo. Es por eso que se ve en muchos cuadros como Shiva, el yogui más alto en la creación, se gira hacia adentro hacia el centro del corazón. Dice que Rudra, en forma del Señor Shiva, reside en los planos sutiles en el Monte Kailash, como el centro de su retiro.

En nuestra vida hay también un tiempo en el que debemos retirarnos del ciclo de vida y v volvernos cada vez más al espíritu. Un buen momento para esto es a partir de los 60 años, a los 72 o a los 84.

El creador le dijo a los Rudras que contemplaran en el Señor de Síntesis, el segundo Logos de Amor, sin trabajar más en la creación. El Amor es el antídoto del poder. El poder de Marte puede ser detenido por el amor de Venus; hay muchas historias sobre ello. Una de las consortes de los 11 Rudras también es llamada la Dama del Amor consagrado. Las esposas de los Rudras representan su poder y cualidades.

Se dice que el Maestro CVV elaboró un acuerdo con el principio de Rudra, por el que la aspiración de logros está cambiando al sentido de Ser y la experiencia de paz interior. La expansión exterior y el comportamiento agresivo se transforman en un sentido de experimentación interna, que es un aspecto de Rudra. Así, las personas son conducidas de la voluntad de poder a la voluntad de amor y sabiduría, que concede paz y alegría.

Fuentes: K.P. Kumar:  Mantrams / Rudra / Notas de seminarios. E. Krishnamacharya: Vishnu Sahasranama. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta India.