El Señor Krishna

El Descenso

El Señor Krishna

Cuando leemos los libros de los grandes Maestros e iniciados, tenemos la sensación de que nos hablan directamente. Trayendo a los seres divinos a nuestra mente, nos dan su presencia. Con sus cuerpos sutiles, ellos llenan el espacio que nos rodea y nos dan el poder para llevar a cabo actividades de buena voluntad. Esperan que nos unamos a ellos para cumplir con el Plan Divino.

Los grandes videntes pueden visualizar el desarrollo del Plan. Pero a veces, cuando el de más Elevado Nivel desciende, esto va incluso más allá de la visión de los Maestros, y sólo lo entienden a posteriori. Un Avatar es un descenso de la Persona Cósmica, del Uno Omnipresente; él encarna para restaurar la Ley y establecerla en los seres humanos. Krishna es considerado, en parte, como un Avatar pero también no como un Avatar, porque él es la misma Persona Cósmica que personifica la totalidad de los Devas cósmicos, solares y planetarios, la síntesis del universo. Krishna significa el Incognoscible, la oscuridad, que es luz absoluta. Hasta la fecha, nadie ha podido entender completamente lo que es. Sin embargo, si leemos textos sobre su vida, podemos sentir el gozo de su presencia.

El nacimiento de Krishna fue desconocido incluso para las inteligencias cósmicas y para la mayoría de los videntes. La escritura oriental Harivamsa describe cómo Narada, el mensajero cósmico, informa al sabio Parasara que la Divinidad descenderá en la tierra. Y que Parasara, el Maestro del Mundo de entonces, debería llevar a cabo un ritual durante siete días con un grupo de Maestros, para proporcionarle un cuerpo al Señor con elementos puros. Los elementos de la tierra no eran suficientemente puros para el cuerpo del Señor.

Durante siete días, siete Maestros realizaron un ritual con sonidos bajo el liderazgo de Parasara viviendo sólo de aire todo el tiempo. Prepararon un cuerpo luminoso de materia sobrenatural en el que Krishna descendió. A través de la negociación de Narada y Sanat Kumara él descendió como un principio desde el plano musical de Neptuno a la tierra por medio de Venus. Él apareció en su forma cósmica a sus futuros padres y le dijo a Vasudeva, su padre: “después de mi nacimiento, llévame a un pueblo al otro lado del río.” Luego su macro forma se hizo muy pequeña y entró en el cuerpo del niño que creció en el vientre de su madre Devaki. Los padres estaban en la cárcel porque el tío materno, Kamsa, una encarnación de la conciencia del poder, quería matar al niño inmediatamente después de su nacimiento.

Las puertas de la prisión estaban cerradas y vigiladas. Vasudeva no pensó en esto; él era un gran iniciado de un orden muy elevado y tenía plena confianza. Cuando el niño nació, lo tomó en sus brazos y se acercó a la puerta como si no estuviera allí. La puerta se abrió; los guardias habían caído en un sueño profundo. El río Yamuna estaba turbulento y había llevado una gran cantidad de agua. Hubo fuertes lluvias pero ni una sola gota cayó sobre el niño. Vasudeva atravesó el río. Llegó a la otra orilla y dejó al niño en una aldea. De la misma manera regresó a la cárcel. Allí él regresó de este estado de experiencia.

Krishna nació a la medianoche entre los días 19 y 20 de julio en el año 3228 A.C., en la octava fase lunar descendente de Leo. Por lo tanto, su cumpleaños se celebra en la octava fase lunar descendente de Leo. La fase descendente de la luna significa que la manifestación misma se retira otra vez. Esto significa que las almas son guiadas de la visibilidad a la invisibilidad, al lado oculto de las cosas. El trabajo de Krishna reside en mostrar el lado oculto de las cosas e introducir a la gente en él. Entonces, él enseña en el Bhagavad Gita que seguimos existiendo incluso cuando nuestro cuerpo desaparece y ya no es visible.

Krishna creció con sus padres adoptivos Nanda y Yasoda como un niño vaquero; las vacas son un símbolo de la naturaleza maternal nutritiva. Desde la infancia hasta la vejez, hubo muchos intentos para matarlo, pero nunca se preocupó por ello. Continuó haciendo lo que debía hacerse y salió victorioso de todas las situaciones. A lo largo de toda su vida permaneció como un niño juguetón y se mantuvo haciendo actos sobrenaturales, por medio de los cuales expresó profunda sabiduría. Cuando se despojó de su envoltura física durante las horas de la mañana del 18 de Febrero de 3102, tenía 126 años. Este fue el comienzo de Kali Yuga, la edad oscura.

Misión de Krishna

Krishna declaró que él sigue descendiendo cada vez que hay un desequilibrio entre las fuerzas positivas y negativas, para restablecer el equilibrio. Culminó su misión en la guerra entre los cinco Hijos de la Luz y los cien Hijos de las Tinieblas. Los hijos del rey ciego fueron la causa de la gran guerra del Mahabharata. Krishna intentó evitar la guerra a través de negociaciones. Cuando no fue posible evitarla, Krishna utilizó el evento de guerra para una reorientación de la nación. Él dijo, “voy a participar en la guerra, pero no voy a pelear”. Participó como el Auriga del carro de Arjuna y como su asesor.

Cuando Arjuna cayó en desaliento justo antes de la batalla, Krishna lo inició con la enseñanza del Bhagavad Gita y despejó la confusión en la personalidad de Arjuna. Él dio esta enseñanza sublime en la forma más corta, posiblemente en 18 palabras semilla. No fueron dadas como un largo seminario – los adversarios no habrían esperado tanto tiempo. Cuando Vedavyasa, un gran iniciado, trató de explicar estas semillas con su visión, resultaron en 18 capítulos con 700 versos.

Krishna da la lección más elevada en el último capítulo, el 18: “Dejen a un lado todo lo que saben y refúgiense en mí totalmente. Yo funcionaré a través de ustedes y los liberaré de todos sus condicionamientos. No hay nada mejor que esto.” Arjuna se sometió totalmente al Señor y por tanto, pudo llevar a cabo actos que no son posibles incluso para seres divinos.

Vedavyasa no es el verdadero nombre de este vidente del más elevado conocimiento sino un título. Su nombre es Krishna Dvaipayana, el que viene de la Isla Azul. Esta isla es un centro en el universo de donde él descendió con Krishna. Él también se llama Krishna porque en este momento Krishna descendió con tres cuerpos. Uno es el de Krishna a quien conocemos como Krishna; el otro es este individuo, Vedavyasa, y el tercer aspecto se denomina Draupadi, la esposa de los cinco Hijos de la Luz. Ella encarna al Señor en su dimensión como belleza y poder. Cuando Vedavyasa escribió el Bhagavatam, su visión se volvió más sutil que en el momento en que escribió el Mahabharata. Así que hay diferencias sutiles entre las escrituras.

Su Cuerpo Etérico y Su Presencia

Al partir, Krishna abandonó su cuerpo etérico de la tierra, por el bienestar de los seres terrenales. Entregó el cuerpo de luz a Maitreya y lo instaló como el Maestro del Mundo para Kali Yuga: para llevar a cabo el Plan Divino durante esta era, Maitreya estaría hábilmente asistido por otros entre los cuales están Maru y Dévapi, a quienes conocemos como el Maestro Morya y Maestro Kuthumi. Desde entonces, el Plan se lleva a cabo a través de la enseñanza y la sanación bajo la dirección de Maitreya. La comunidad de los Iluminados se llama “la Jerarquía.” H.P. Blavatsky develó el secreto de su cuerpo de luz o la “bata blanca”, que está a disposición si se requiere y así ayudó a Buda, a Jesucristo y a Adi Shankaracharya en sus enormes tareas. La organización de la World Teacher Trust fue nombrada así por el Maestro del Mundo, y los miembros son los que siguen su camino.

Cuando Sri Krishna da su presencia, la escuchamos como música de flauta resonando en el centro del entrecejo. Las cejas son como dos montañas y en el valle entre ellas escuchamos el OM como la música de flauta que cautiva. Podemos visualizar la luz y el sonido en la forma del Sol en el centro del entrecejo. Cuando Krishna y sus amigos eran aún muy jóvenes, fueron a los campos junto con las vacas. Para sus amigos el estar cerca de él era todo. Jugaron con él, escucharon su música de flauta y cayeron en trance. Estaban tan intensamente en su presencia. Incluso los animales se reunían en éxtasis a su alrededor cuando tocaba la flauta. Krishna hizo que las mentes de todos los que le rodeaban desapareciera y lo experimentaron dentro y fuera.

Cuando Krishna abandonó la tierra, Uddhava, un amigo de la infancia, quería ir con él pero no pudo. No obstante, le pidió a Krishna inspirarse con la música de la flauta. Mientras que Krishna iba dejando su cuerpo a través de una flecha disparada ocasionalmente, Uddhava buscaba la música de la flauta. La encontró en su interior y al mismo tiempo vio a Krishna como un niño de cinco años. Krishna le explicó que se trataba de su forma sutil. En ese momento, Uddhava recibió una iniciación y se dio cuenta del estado de inmortalidad.

Bhakti llegó a Krishna a través de su devoción, Bhakti, mientras que Maitreya alcanzó Krishna a través del Yoga, el conocimiento. A través de su devoción, las Gopis vivieron también continuamente en la presencia de Krishna. Con la gracia de Krishna, Uddhava trabaja en la tierra en su cuerpo etérico y entrena a los aspirantes en el camino de la devoción. A través de él también salió a la luz el mantra “Hare Krishna”.

El Señor Krishna es un principio maravilloso que todavía encanta a la gente de hoy en día. No es para nada hindú. Su luz de una incandescencia superior se describe como la Luz absoluta más allá del color que sólo puede ser concebida como un azul profundo. Por esta razón, a Krishna también se llama el “niño azul”. El color azul visible es sólo un engaño del ojo y un misterio irresoluble de las profundidades del espacio desde el cual todo viene y que siempre permanece intocable por todo.

Fuentes: K.P. Kumar: La Doctrina de la Presencia Eterna/ Notas de seminarios. E. Krishnamacharya: El Maestro del Mundo. La Venida del Señor Krishna. Ediciónes Dhanishta España. (www.edicionesdhanishtha.com)