Meditaciones de Luna Llena y de Luna Nueva

“La Meditación no es un hacer, sino algo que sucede”

Fechas Astrológicas Actuales / Calendario Astrológico 
Libro: Meditaciones de Luna Llena

Las Meditaciones durante las horas de la luna llena le hacen mucho bien a la mente, a los sentidos y al cuerpo – por la razón de que el Alma puede lograr resolver con más facilidad el alineamiento entre estos tres implementos a través de las energías cooperativas y magnéticas de la época Aquellos que se sientan inclinados a tal meditación se les recomienda enfáticamente permanecer con alimento ligero y abstenerse de demasiada actividad objetiva desde el día antes de la luna llena. Aquellos cuyos cuerpos, mente y sentidos estén alineados a través de la pureza de pensamiento, palabra y acción, experimentarán las energías de la luna llena y ganarán un alcance telescópico para experimentar las reuniones de los iniciados a través de la impregnación etérica (viaje).

Por lo tanto, se toma la luna llena como una oportunidad dada por la naturaleza para recuperar el alineamiento, y por lo tanto ser recargado con la luz del alma, la que de otro modo se le dificulta impregnar. La luz del alma está eternamente presente en la creación, y es en nuestro alineamiento del cuerpo, a saber, la mente, el emocional y el físico, que podrían permitir la experiencia de lo que todos amamos: la luz del alma, el sonido del alma, llamado la música del alma y la magia de la creación.

La luna nueva ayuda a disolver el cuerpo de deseos. Las energías son útiles para reorganizar al cuerpo de deseos. El cuerpo de deseos es divino. Pero solo deberíamos usarlo como la naturaleza o la ley lo permite. Sin deseo nada puede hacerse, porque el deseo es la forma reflejada de la Voluntad. El deseo debería siempre server para ejecutar Buena voluntad en cada camino de la vida. Para causar ajustes al cuerpo de deseos, es útil la meditación durante las horas de luna nueva. Por lo tanto, nos avocamos también a la consagración de la luna nueva. Las corrientes de luna llena son útiles para construir el cuerpo etérico. Así es como tenemos que trabajar con la luna nueva y la luna llena.

Las corrientes emocionales se disuelven, si nos orientamos hacia las energías de la luna nueva, por lo que el cuerpo de deseos se ajusta y la luna llena ayuda a construir el cuerpo etérico, el cuerpo de luz dorada. Construir el cuerpo etérico no es posible, a menos que esté ajustado el cuerpo de deseos. Así es como nos tenemos que ponernos a tono con los ciclos de la luna nueva y la luna llena. Nos ayudará en nuestro camino en el progreso hacia la luz.

Es muy productiva la meditación de luna nueva, si usted comienza a trabajar desde la 13ava fase lunar descendente terminando al comienzo de la fase de luna nueva. Por favor recuerde que el comienzo de la fase de luna nueva es el punto de luna nueva o punto de no luna, y que el final de la fase de luna llena es el punto de luna llena. Entonces, la conclusión es que la 14ava fase lunar descendente y el comienzo de la fase de luna nueva es el punto de luna nueva. Por lo que un día antes usted puede comenzar a trabajar con esto.

Usted puede mantener esta conciencia de luna nueva hasta seis horas después del punto de luna nueva. Lo mismo también para la luna llena. Mantenga la conciencia de luna llena con usted hasta seis horas después del punto de luna llena. Solo mantenga en su conciencia que este es el tiempo de luna nueva o que es el tiempo de luna llena. Esta conciencia en sí misma es una Buena llave para estar en la presencia de estas energías, y usted puede escoger un momento regular conveniente para usted para contemplar sobre estas energías. Esto podría ayudarnos a la larga para conseguir que sucedan ciertos cambios en nuestra personalidad.

Preparación para la Luna Llena y la Luna Nueva

Cada luna llena y luna nueva es una gran oportunidad para conseguir el alineamiento. Cada luna llena y luna nueva tiene su propia magnificencia. Tenemos que comprender que la luna llena permite que se manifieste la luz, hasta el físico. Todo se ilumina, incluyendo el cuerpo. El alineamiento entre el Sol, la Luna y la Tierra en el cielo es el gran momento. Si estamos suficientemente equilibrados, al momento que el alineamiento tiene lugar en el cielo, también sucede en nosotros, para que la luz sea experimentada por todas partes.Más que tener expectativas acerca de la luna llena o la luna nueva, es importante vivir en silencio durante las horas de luna llena o de luna nueva. Mantener la mente tan quieta como sea posible, tan calmada como sea posible, minimizando pláticas y acciones, para que el rayo solar o el rayo del alma o la luz del alma se refleje bien sobre la mente, y la mente quieta es un medio transparente que podría permitir la reflexión de la luz solar o la luz lunar sobre el cuerpo de siete tejidos. Consecuentemente, en usted experimenta la magia de la luna llena o luna nueva.

Aries 2017 – Piscis 2018 Fórmula de Luna Llena y Luna Nueva

Baje el texto como PDF (65 KB)
Baje/escuche la meditación(MP3, 47 MB)
Baje/escuche el Mantram OM NAMO NARAYANAYA
Baje/escuche el Ekkirala Kulambodhi (MP3, 0.8 MB)
La luna llena y la luna nueva son los puntos nodales importantes en la conciencia humana. De hecho, toda la actividad mental de los seres biológicos en esta tierra son instrumentados por las acciones de la luna.La luna nueva y la luna llena son los mejores días para llevar a cabo meditación dentro de uno mismo y son los días de gran oportunidad para contactar las fuerzas superiores en usted y las fuerzas superiores afuera.

Vea el Calendario Astrológico para las fechas de la meditación de luna llena y de luna nueva.
Texto
I OM – OM – OM – OM – OM – OM – OM

Gurur Brahma, Gurur Vishnuhu
Gurur Devo Maheshwaraha
Gurur Sakshat Parambrahmha
Tasmai Sri Gurave Namaha

II Namaskaram Master
Namaskarams Master KPK
Namaskarams Master EK
Namaskarams Master MN
Namaskarams Master CVV
Namaskarams Master CVV
Namaskarams Master CVV to your Lotus Feet(15 minutos de silencio, observe lo que está sucediendo dentro)
III

Meditación Ocultista N° 2:

Bliss is in giving and not taking.

Sun gives life. He is Man.

Moon receives. She is Woman.

Moon has phases of waxing and waning.

(15 minutos de silencio, observe lo que está sucediendo dentro)

IV

OM NAMO NARAYANAYA (24 veces)

(10 minutos de silencio, observe lo que está sucediendo dentro)

V Loka Samastha Sukhino Bhavantu (3 veces)
OM Shanti Shanti Shantihi
VI (es opcional, dirigido a los devotos Indios)

Ekkirala Kulam Bodhi
Vidumananda Rupinam
Anantharya Tano Jatam
Krisnam Vande Jagadgurum
Sri Krishnamacharya Ananta Putram
Satsa Dhu Mitram Karuna Rdranetram
Gurum Gurunam Piteram Pitrunam
Ananyasesha Seranan Prapadye

Traduccion Paso III

La dicha está en dar y no en tomar.

El Sol da la vida. Es el Hombre.

La Luna recibe. Es la Mujer.

La Luna tiene fases crecientes y decrecientes.

Traduccion y Explicación Paso III

El discípulo debería aprender a dar y acabar con la costumbre de recibir. Esta es una cualidad fundamental del discipulado, a saber, dar más que recibir. El dar y el recibir existe en tres planos. En todos los planos, aprender a dar más que recibir es una práctica del discipulado. El Polo Norte es distributivo y el Polo Sur es receptivo; el primero es el polo positivo, y el último es el polo negativo.

Distribuir, compartir y dar conducen al discípulo a los centros por encima del diafragma. Recibir le conduce a uno a los centros por debajo del diafragma. Los centros por encima del diafragma van más allá del hombre, a los planos Divinos. Los centros por debajo del diafragma conducen al hombre a estas tres tendencias. El hombre puede ser bestia, humano o Divino. La opción es suya. Pero para el discípulo la instrucción es soltar, dar, compartir y distribuir.

Las Escrituras definen al hombre y a la mujer desde el punto de vista de dar y recibir. No identifican al hombre y a la mujer por su apariencia física. El que da es el hombre; quien recibe es la mujer. El primer hábito conduce a la liberación; el último conduce a la limitación.

El Sol es dador de vida. La Luna es receptora. El Sol es, por tanto, el hombre; la Luna es la mujer. La Luna decrece y crece. El Sol no. El que vive en los centros superiores es estable. No se tambalea. Quien vive en los centros inferiores es inestable, inseguro. Se tambalea.

El discípulo debería observar este fenómeno de la naturaleza y aprender a ser un dador.

Del libro del Dr. K. Parvathi Kumar, “Meditaciones Ocultistas”. Dhanishtha, Barcelona 2008.