La Ciencia de la CuraciónDescripción breve:
La curación es el arte ancestral de la humanidad. El origen de la vida incluye el origen de los principios de la preservación de la vida. El conocimiento es la herencia del hombre y, las eras primitivas no fueron una excepción a ello. Todas las naciones antiguas han tenido su propio acercamiento al Arte de la Curación. La era presente de materialismo en la medicina ha reducido el alcance de la curación, pero ello constituye una fase que es necesaria, antes de producirse un redescubrimiento de la ancestral verdad.

Algunas conferencias que ofreció el Dr. Ekkirala Krishnamacharya en distintos lugares en Occidente han sido compiladas y publicadas en este libro. Este contiene todas las semillas de las distintas ramas de la Sabiduría de la Curación de los antiguos.Contenido:
Curación de la Nueva Era; Curación, Homeopatía y Ayurveda, Homeopatía y Espiritualismo; Curación Espiritual; Yoga y Curación Espiritual.

Kulapathi Book Trust, Visakhapatnam, India 2001
ISBN: 81-85943-09-5

Hasta el momento este libro no se encuentra publicado en español. Nosotros damos no obstante un pequeño extracto.

Comprar el Libro

Muestra

Curación Espiritual: Algunos Fundamentos del Arte de la Curación

La curación es una ciencia tanto como un arte. Cada ciencia y arte tienen ciertas bases que deben ser cumplidas cuidadosamente. Tal es el caso cuando se ocupa uno de la curación. Estas bases deben adoptarse y ser forzosamente cumplidas, para una ejecución exitosa y efectiva del arte de la curación. Por lo que las cosas importantes a ser advertidas con atención se explican abajo.

Armonía Idónea
Ustedes saben, que si un radio o una televisión deben funcionar, debería de existir una armonía idónea, entre la estación trasmisora y la estación receptora. A menos de que el radio esté a tono con la estación trasmisora, no puede haber un programa en el aparato de radio. De la misma manera, debe existir una armonía idónea, entre el curador y el que va a ser curado. Si el curador, no tiene simpatía por el paciente debido a una u otra razón, no puede haber curación. Igualmente, si al paciente, no le agrada el curador, no importa que tan eminente pueda ser, la curación no llegará a realizarse. Entonces, tenemos algunas bases que deben ser cumplidas para curar. El primer requisito es, que el paciente debe tener confianza en el curador y el curador debería simpatizar y hacer observaciones verdaderas, del paciente. Si en el curador y en el que puede ser curado, han existido entre ellos, previamente actitudes antagonistas, no habrá curación, no importa lo eficientes que puedan ser los métodos curativos. Por lo tanto, el primer requisito, es que exista armonía idónea.

El Lugar de la Curación
El Segundo requisito es el lugar donde se efectúa la curación. A menos que sea un lugar conveniente para curar, no habrá curación. Aún en el caso de la meditación, esto también es aplicable. Si el lugar no es bueno, si la actitud no es buena y si la rutina cotidiana de trabajo y el resto no son ideales, sea curación médica o espiritual ésta nunca sucederá. Aún el acto de medicinar, este solo funciona en un 20%. El otro resto, el 80% depende de como el paciente come, se comporta y como ocupa su día. Solo cuando él coopera el otro 80% de la curación se realiza.

Es lo mismo con la curación espiritual y también la curación medicinal. Por lo que no se debe soñar en el éxito si el paciente toma la curación por solo 5 o 10 minutos diarios y por el resto del período, él se comporta de acuerdo a sus propios gustos y disgustos. Por lo que tal paciente no es susceptible a ser curado.

Por lo que los pre-requisitos para la curación incluyen la actitud y la rutina cotidiana del paciente y el lugar en donde el curador conduce la curación. El lugar debería ser un cuarto o un salón que no esté muy angosto o congestionado. No debiera haber muchas cosas en el cuarto para hacer que el paciente se sienta demasiado abrumado por las cosas. No debería estar tampoco completamente vacío, pero que sea sentido espacioso por el paciente. El paciente debería sentir al cuarto bastante espacioso, de modo que se pueda mover con libertad en el salón o cuarto. Es necesario que el cuarto se utilice solamente para los propósitos de orar, curar y meditar. Por lo que de hecho, solo debería ser un cuarto para el buen trabajo. Si el cuarto está siendo utilizado por largo tiempo solo para propósitos de curar, entonces la curación, puede ser realizada en ese cuarto más eficientemente. De modo que por mucho tiempo, el cuarto debería ser utilizado para propósitos de curación. En dicho cuarto, las diferentes corrientes fluyen en el salón y se invoca más fácilmente, a las finas fuerzas.

Periodicidad
Otro factor que debería de ser observado es la periodicidad. ¿Sabes como late el corazón? A causa de su periodicidad. Las válvulas del corazón comienzan a latir con más grande curiosidad hasta que son detenidas; lo mismo pasa también con la respiración. En la periodicidad, una vez que ésta responde, continúa latiendo hasta que deja de hacerlo debido a razones externas. Hasta entonces la respiración continúa. Porque existe la periodicidad en el espacio nosotros vivimos en el espacio. Entonces, en el espacio existe una tendencia de las cosas repitiéndose por el recurso semejante. Igual en el origen. Como resultado, tenemos, el latido del corazón y la respiración. Otro ejemplo es: cuando comenzamos a comer a una hora definida del día, después de dos días, nos sentimos hambrientos a la misma hora, porque la secreción comienza. Por tanto, la periodicidad tiene una parte muy influyente en todas las funciones. Por ejemplo, en un zoológico, si llamas a los animales para alimentarlos a la misma hora todos los días, los animales se reunirán a tu alrededor exactamente a la misma hora. Esto es lo que ustedes llaman periodicidad. Está ahí en la Galaxia y también en el Sistema Solar

Sabemos que la astronomía depende de la periodicidad. Por ejemplo: Saturno completa una vuelta una vez cada treinta años; Júpiter- una vez cada doce años; el Sol da la vuelta una vez al año; la luna una vez al mes; la Tierra la da en 24 horas. Cada movimiento está basado sobre la periodicidad, para su existencia. De cualquier manera que desees establecer la periodicidad, ésta se establece- esto es lo que llamamos hábito. Si hacemos un buen hábito, éste establece la periodicidad; si hacemos un mal hábito, éste también establece periodicidad. Por lo que es nuestro deber como curador y como paciente, establecer nuevos hábitos que sean saludables. Entonces, la creación debería estar realizando una actividad a horas fijadas, para que esto produzca periodicidad. Por ejemplo, tú curas en el cuarto de curación diariamente de 9:00 a. m. a 10:00 a. m. o de 9:00 p.m. a 10 p. m. o en ambas ocasiones. Entonces podemos observar, que el tiempo prescrito para la actividad curativa establece periodicidad y durante esa hora, las corrientes curativas estarán fácilmente y accesibles al momento en el cuarto. Por eso mantenemos abierta nuestra clínica exactamente a las 7 de la mañana todos los días. De la misma forma, cada clínica tiene sus horas fijas para trabajar. Desafortunadamente, el sistema curativo no está comprendido con propiedad, pues solo es comprendido el tratamiento médico. El tratamiento médico es parte también de la curación. Por lo que si quieres ser un curador, puedes utilizar medicinas, pero recuerda que el curador es más que un hombre de la medicina. Un hombre que da servicios médicos, depende completamente de las medicinas, mientras que un curador depende de la oración. Entonces ustedes deberían establecer periodicidad en el cuarto.

Pureza del Salón de Curación:
Otro punto importante es – que no deberíamos de utilizar el cuarto para cualquier propósito de tipo oficina. Si ese cuarto tiene formas de pensamiento de la oficina, esos pensamientos comerciales trabajan como obstáculos para la curación. Esta es la razón el por qué los curadores comerciales son obstaculizados. Supongamos que uno establece un centro curativo con solo propósitos comerciales. El nunca puede practicar vivir de la curación. Porque el pensamiento comercial – las corrientes están ahí en el mismo salón que él mantiene para propósitos comerciales. Y entonces esto obstaculiza la curación.

La forma del Cuarto de Curación
Existen varios fundamentos en mantener el lugar. Otra cosa es que el cuarto no debería ser cuadrado, pero en forma rectangular. Lo mejor es que tenga las proporciones de 1-2. El curador debería sentarse en un lado del salón – a lo largo. Entonces ustedes se sentirán como pasan las corrientes curativas y comienzan a sentirlas.

Supongamos que se va a efectuar una conferencia en el salón, que es cuadrado, todas las personas no recibirán completamente la conferencia, sino solo parcialmente, porque psicológicamente no están en una posición confortable en un salón cuadrado. Tampoco en un salón de conferencias si la persona que las da se para en un punto en la línea central de un lado, y la audiencia se le pide que se siente frente a él, aún, entonces ellos no están en posición confortable. Por lo que solo la mitad del trabajo será llevado a cabo en tal tipo de salón. El conferencista puede dar solamente la mitad de lo que quiere impresionar y la audiencia recibirá sola la mitad de lo que ellos pueden recibir. Cuando la conferencia se conduce en un salón que tiene un largo sabio, es entonces que existe la mayor ventaja. El conferencista puede dar lo que desea completamente y la audiencia la recibe a plenitud. Entonces existe la diferencia, no solo en la curación, sino aún en salones de conferencias ordinarios. Aún si el conferencista, es la misma persona, la conferencia no impresiona lo mismo en un cuadrado que una conferencia en una sala rectangular, porque las corrientes etéricas no estarán confortables fluyendo ahí. Existe por lo tanto, una ventaja natural en un salón rectangular.

Acomodo de los asientos
Otro asunto es- el curador debería sentarse en un lugar un poco más alto, y los pacientes que desean ser sanados, deberían sentarse en un lugar un poco más bajo. Solo entonces, el magnetismo fluye del curador a los pacientes libremente. Si el curador se sienta al mismo nivel que los pacientes es difícil para el magnetismo fluir con propiedad. Claro, que de todos modos, la curación puede ser realizada, pero con gran dificultad. Los efectos serán mínimos. Supongamos que el curador hace que el paciente se siente en un lugar más elevado y el curador en uno más bajo, entonces no hay curación. ¿Por qué?, porque las corrientes no fluyen hacia arriba. Ellas siguen el orden de los rayos Solares. La Tierra recibe los rayos del Sol hacia abajo y no hacia arriba. Aún en hipnotismo simple, usted será un total fracaso si pone a su paciente sentado en un lugar más alto y trata usted de hipnotizarlo. Usted nunca podrá realizarlo con éxito. Si usted hace que la persona se siente más bajo, solamente entonces podrá hipnotizarlo. En algunos lugares existen algunas galerías dispuestas, donde las personas se sientan más altos que el conferencista. Esto es muy desventajoso porque el sentido recibido de la conferencia es muy bajo.

Por tanto, existen ventajas y desventajas naturales, por lo que el curador debería siempre sentarse cerca en un lugar elevado en un salón rectangular. Lo mismo se aplica a la enseñanza. Por eso en las universidades y escuelas, encontramos una pequeña plataforma para la persona que enseña. Esto automáticamente indica que el maestro debería sentarse en un pedestal más elevado, si no su enseñanza será muy pobre. En algunas universidades encontramos al maestro y a los alumnos sentados a la misma altura. Por lo que los estudiantes deben esforzarse más. Aún si se sienta cerca y opuesto, el alumno debería estar más alerta, pero el maestro, no puede impresionarlo. Es menor la ventaja que el estudiante recibe aunado al gran esfuerzo que hace el maestro. Por lo que es una desventaja. Siempre debería el curador estar en un pedestal más elevado, y el que va a ser curado en uno más bajo, para que el magnetismo fluya hacia abajo.

Que no haya Auto-Sugestión
Ahora deberíamos tener cuidado para que el curador o el paciente no sean dañados. Supongamos que el curador comienza a meditar que el magnetismo curador está fluyendo de él hacia el paciente. Muchas personas hacen eso. Algunas personas toman las palmas del paciente o algunas personas tocan la cabeza del paciente o la garganta del mismo, entonces ellos meditan que el magnetismo curativo está fluyendo de ellos hacia el paciente. Cuando esto sucede, es gradual que el curador se convierta a su vez en paciente a corto tiempo. ¿ Por qué? Porque él cree que el magnetismo curativo fluye de él hacia el paciente. Por lo que la fuerza curadora o las corrientes etéricas fluyen del curador al paciente y se están gastando. El equivocadamente cree que sus corrientes curativas son utilizadas. Entonces trabaja de acuerdo a la auto sugestión; y hace que se gaste su propia fuerza etérica. De forma gradual, él se convierte en un paciente psíquico, En tales casos, siempre que el curador trata al paciente y al salir, lo hace muy fatigado y sofocado. Esto es el flujo de su propia auto-sugestión. ¿ Por qué?, porque la Energía sigue al Pensamiento y su sugestión hace que él gaste su propia energía.

Esta es una de las verdades expresadas por el Maestro Tibetano D. K. Siempre que hay un pensamiento, la energía lo sigue. Por lo que si el curador cree que la energía está fluyendo de él, realmente fluye desde él como canal, hacia fuera. Como tal, esto funciona contra él y lo mata. Virtualmente, el curador se pone nervioso y fatigado, algunas veces se obsesa y deprime. Porque mientras mayor sea el número de personas que comience a curar, la cantidad de su energía es gastada en la curación. Entonces el siente que una vez más debería recobrarla. Pero no sabe como hacerlo. Algunas veces ora, consigue una poca y luego la pierde en mayor cantidad que la que obtiene. Esta es la forma incorrecta de hacerlo. De esta manera, el curador arruina su sistema nervioso. Encontrarán que un 80% de los curadores en Occidente son pacientes, porque sus creencias están equivocadas. Por todas partes, hemos visto, que un 80% de los curadores, que ansían el bien para otros, han arruinado su sistema nervioso, sencillamente por este error. Ellos no están haciendo algo malo, pero están realizando algo bueno, sin un buen sentido. Por lo que deberíamos evitar esto. ¿Cómo lograrlo?

El curador debería creer que la energía que está fluyendo no surge de él, sino a través de él hacia el paciente. ¿Es correcto decir que la electricidad viene del alambre? El propósito del curador es servir como alambre. Él solo es un medio, ejem. solamente un pasaje. Él es un medio receptor y transmisor. A través de él está pasando. Él está funcionando como un lente para los rayos Solares. Por lo que ¿ de dónde llega la energía a nosotros? Primero que nada, de los rayos Solares y también de otros planetas y también de causas buenas de personas trabajando en este globo.

Cada momento es tiempo de oración en la Tierra en algún lugar. Si es medio día para nosotros, en algún otro lugar es de mañana y en otro es de tarde; es tiempo de orar. Por lo que a través del día, será momento de oración para algunas personas. Y esos que están orando, ellos le desean el bien al mundo ya sea al comienzo o al final del día. Existe una invocación en cada oración para el bien de la humanidad. En la oración de cada religión, en todo culto y toda secta, ya sea al comienzo o al final, habrá una invocación para la prosperidad y el bienestar de la íntegra humanidad. Por lo que encontramos la utilidad de la buena invocación, las buenas causas y los pensamientos de benevolencia a nuestra disposición en cualquier momento en alguna porción de la tierra. Entonces tenemos los pensamientos curadores en esta tierra de muchas personas, trabajando en el espacio alrededor nuestro. Los rayos Solares, las influencias planetarias y los pensamientos constructivos de otros, todos juntos saturan la atmósfera alrededor. Cuando utilizamos un buen lugar y nos atenemos a un buen tiempo para curar, todas estas cosas fluyen a través de nosotros hacia el paciente. Cuando el curador cree esto, no existe posibilidad de que se enferme. ¿por qué? Porque no existe la tonta auto-sugestión de que él está vertiendo la energía curativa.

El Curador- Un Medio para la Energía
La energía no nos pertenece, sino a los rayos solares. Aunque está funcionando en nuestros cuerpos, no es nuestra. ¿ Puedes decir que la persona que trabaja en un banco es el dueño del banco? El no puede nunca poseerlo. Supongamos que existe un cajero en el banco. El efectivo no le pertenece aunque lo tiene o posee de momento. De forma similar, las energías son como dinero en el banco, y nosotros somos como las personas que trabajan en él. Por lo que la energía de cada uno pertenece a todo el sistema solar como una unidad. Y siempre y cuando sea requerida, ésta fluye a través nuestro. No tengamos la tonta auto-sugestión de que las energías nos pertenecen. Cuando no sentimos que la energía sea nuestra, no existe peligro. Solo cuando tenemos la creencia de que ésta es nuestra, es cuando hay peligro. Por lo que deberíamos ver y tomar otra precaución. Siempre deberíamos comenzar a meditar acerca de que estamos recibiendo y transmitiendo la energía. Por lo que el curador solo es un medio, eso es todo.

El tiempo para la Curación. Propósito
El tiempo cercano al amanecer o al anochecer es el mejor para la curación. Ya sea un poco antes o un poco después del amanecer y el anochecer, debería seleccionarse para este propósito. Tenemos una más grande ventaja, durante este período. Es altamente deseable atenernos siempre a este tiempo. No es necesario que sea la hora exacta del amanecer, pero podría ser bastante bueno, una hora antes o después del amanecer-anochecer,

La actitud hacia el Paciente
Ahora, acerca del paciente. Debiéramos tomar cuidado también con relación al paciente. Suponiendo que el paciente esté en una tremenda necesidad de curación, por lo que el curador realiza un flujo fuerte de pensamientos de curación hacia él. Entonces el paciente no puede resistir tan fuerte flujo y se debilita todavía más. Igualmente, si tus corrientes de pensamiento curadoras son demasiado fuertes para el paciente, entonces esto también es dañino para él. Cuando nosotros proponemos esto vehementemente, es dañino, pero si lo proponemos de forma compasiva, esto es bueno. Por lo que es la actitud la que es dañina. Si lo hacemos como una actitud jactanciosa, es dañina. Siempre debería ser una suave y dulce. Cuando el curador quiere que el flujo de las energías vaya poderosamente hacia el paciente, es dañino. Es suficiente si observamos una actitud compasiva hacia el paciente. Nunca permitir que fuertes corrientes fluyan hacia él. Si el curador está preocupado y ansioso, acerca de su paciente, también entonces es dañino. Porque esto hace al flujo de la corriente muy fuerte. Por lo que como regla, las personas ansiosas no pueden ser buenos curadores. Uno que se preocupa de ninguna manera puede curar. Por lo que un curador debería ser puro en su corazón antes de sanar a otros. Supongamos que el paciente está en una condición muy seria, pasando un tratamiento médico y suponiendo que queremos también hacer la curación, entonces estamos gastando el magnetismo curador. Si tenemos miedo acerca de la supervivencia del paciente, entonces el pensamiento será conducido hacia el paciente. Entonces el miedo, la sospecha, la ansiedad le hacen daño al paciente.

Creencia y Fe en el trabajo de Curación
Finalmente, el curador debería creer, tener confianza y fe en lo que él está haciendo. Esto significa que debería conocer la diferencia entre los términos, como creencia y fe. Cuando tú estás manifestando la creencia, tú deseas creer que la curación es verdad. Al principio si el curador desea creer que él no tiene creencia, esto no funciona. Este es el mismo caso también con los hipnotizadores. Por tanto, ellos están fallando. Ellos desean creer que el hipnotismo es verdad, eso significa que ellos no lo creen y el pensamiento funciona contra esto. Esto es- el pensamiento funciona como un impedimento y ellos también creen que esto es una lucha en su mente Entonces del lado de Dios también, la creencia nunca funciona. Lo mismo sucede también en la curación.

La Verdad de la Curación
Cuando estos estados se han ido, usted comienza a sentir la verdad de la curación. Entonces usted obtendrá el siguiente nivel de comprensión. Esto significa – el primer paso es conocer, pero conocer no es suficiente. El segundo paso es sentir la verdad de esto. El conocimiento de cualquier cosa nunca será de uso para ti. La segunda cosa es sentir el pensamiento de esto, le ayudará hasta cierto grado. La tercer cosa es estar completamente convencido; de ahí en delante, gradualmente su naturaleza cambiará. Si su naturaleza ha cambiado totalmente, entonces a esto se le llama fe. Hasta entonces solo es una creencia que nunca le ayuda. Tenemos muchas creencias, que nunca nos ayudan. Estamos locos con nuestras creencias. Por lo que deberíamos es ser capaces de diferenciar entre creencia y estar seguro. Deberíamos comprender si tenemos real confianza, todo sobre el arte de la Curación o no. La confianza pertenece al corazón, mientras que creer pertenece a la mente. Por lo que las cosas que pertenecen a la mente no tienen base en la Verdad. Las cosas que pertenecen al Corazón tienen una base en la verdad y ahí en el corazón usted encontrará el cambio más refinado.

Estabilidad de la Conciencia
Cuando llegas a este nivel tendrás, a lo que se le llama estabilidad de conciencia. Al menos que el curador haya obtenido la estabilidad de la conciencia, él nunca será un curador exitoso. Por que cuando esta estabilidad de conciencia se logra, usted puede hacer maravillas en la curación. Por ejemplo, si quieres hacer que el paciente se siente frente a ti en tu presencia, tú puedes hacer que el paciente mejore en pocos minutos y entonces establecer un progreso en sus auto-curadores centros sin su conocimiento. Entonces lo envías a su casa, ese progreso continúa por 24 horas. Esta es la mejor manera de curar.

La Mejor Manera de Curar
La mejor manera de curar es la curación inconsciente. La conciencia del curador puede estar implicada, pero el paciente no necesita estar conciente durante el proceso. Pero usted necesita establecer un lazo. Primero usted hablará con él, preguntándole sobre su salud, etc. Entonces usted debería establecer un lazo después de 5 minutos y dar estimulación curadora, para que él se sane y esta estimulación funciona por 24 horas. Al siguiente día, usted lo recibe y le vuelve a preguntar. Entonces dentro de 4, o 5 o mejor 10 días, usted puede darle la estimulación hablándole y preguntándole. De esta forma usted puede establecer un centro curativo en él de modo que él pueda sanarse a sí mismo en uno o dos meses. Thai es la mejor forma de curación. Estamos nosotros adoptando el mismo procedimiento en nuestras clínicas. Los pacientes nunca sienten que la curación está sucediendo en ellos, porque ellos siempre están pensando en medicinas. Pero mientras los interrogamos, usted le pregunta algunos puntos para registrar, o les cuenta algunos chistes, llevándolos hacia disposiciones de ánimo placenteras. Mientras platicamos, hacemos que el magnetismo fluya. Él será sanado muy fácilmente. Es muy difícil hacerles conocer esto, mientras que el paciente está conciente, que la curación ya está sucediendo. El podría poner resistencia. Por ejemplo, cuando se les pide a las personas que se sienten para tomarles una foto se hacen foto-negativos. Ofrecen alguna resistencia y ponen todo tipo de caras feas. Entonces si usted toma una fotografía inconscientemente, usted obtendrá la mejor foto. Lo mismo sucede en la curación. Al momento en que el paciente sabe que él está siendo sanado, él ofrece resistencia y será difícil sanarlo. Por lo que usted nunca debería permitir que el paciente sienta que la curación está ocurriendo. Mucha curación tendrá lugar de este modo. Nunca enfadarlo, pero estando ahí mirándolo sonriendo, hablándole cortésmente, y preguntándole ciertas cosas referentes a su familia, sus hijos, su educación, etc.

De esta forma usted puede establecer la curación. Si usted hace esto repetidamente esto podrá afirmar la curación. Si usted hace este repetidamente esto afirmará sus propios centros curativos sin que se de cuenta. Se hace una vez por semana o una cada dos, semanas, por lo que en 2 o 3 meses un centro auto-curador se establece en muchos de los pacientes, aunque no en todos. Claro que existen personas en los cuales tales centros auto-curadores no pueden ser establecidos por su nivel evolutivo. Por lo que en cerca del 90% de las personas se pueden establecer tales centros. En otros no será posible, pero aún una curación temporal tiene lugar en ellos. Esto se refiere a la aplicación de la curación. Entonces ahora tenemos que salir al encuentro de otro asunto.

¿Cómo hacer La Curación? – La Posición del Curador
Que el curador se siente dando frente hacia el Este o el Norte. Esto será congénito al magnetismo curador. Que el curador se siente sobre un pedestal más elevado que la persona a ser curada. Entonces permita que el paciente se siente a una distancia digamos entre 6 a 12 pies. Si es menos de 6 pies, no se puede enfocar o recibir el magnetismo curador. Debería haber suficiente distancia. Si es mayor de los 12 pies, algunas veces estará inalcanzable. Por lo que este es el rango promedio para sentarse ( entre 6 y 12 pies).

Limpieza
Que el curador observe la rutina de la limpieza mental y física, ejem. él o ella deberían lavarse el cuerpo al menos una vez al día completamente. Siempre que él vaya a lugares congestionados o lugares que tienen vibraciones como la de las carnicerías, etc. una vez más él debería lavarse las manos, los pies, y la cara de menos. Tales cosas debe él de ejecutar, no por causas físicas, pero los lugares traen consigo pensamientos que están en contra del Arte de la Curación. Es muy difícil si traemos tales pensamientos-forma. Por lo que es mejor lavar nuestros pies y cara.

Es innecesario decir que nosotros, como curadores, deberíamos cambiar nuestra ropa al menos una vez al día.

Curación Colectiva
Si hay más de una persona para curar, es mejor tomar un grupo de pacientes a la vez, que una persona. Esta es la siguiente regla; ejem. toma todos los pacientes como un grupo en lugar de un paciente a la vez. ¿Saben por qué? Cuando un grupo de personas se sienta en un cuarto en actitud pasiva, entonces el magnetismo viviente comienza a funcionar acumulativamente y se hará muy poderoso y muy fuerte. Aún en la meditación también, es muy difícil para una persona sentarse y meditar. Si un grupo de personas se sienta y medita, usted fácilmente entrará en la disposición de ánimo meditativa y usted recibirá las energías muy fácilmente. Por lo que es la misma cosa en la curación. Hay también esa diferencia. Por lo que ¿ encuentra usted diferencia en meditar solo o en la meditación grupal? Los Maestros siempre aconsejan la meditación grupal. Debería haber, de acuerdo con los Maestros, número impar en un grupo incluyendo al Maestro y los discípulos, no par, sino impar solamente, ¿por qué? Porque la distribución debería ser armoniosa y análoga. Debería haber uno en el centro y los otros para recibir; todos juntos deberían ser número impar. Porque aquellos quienes reciben forman el número par y el uno que trabaja como centro cardíaco, forma el punto central. La misma ley funciona para la curación también. Que el número de las personas sea impar incluyendo al curador tales como 7, 9, 11, de esta forma.

Colocación de los asientos
Siempre que haya más de un paciente para ser curado, usted debe ver que se sienten en orden. Supongamos que usted se siente frente a dos pacientes; permítales sentarse opuestos a usted (el curador) formando un triángulo; a cada lado enfrente al curador. Supongamos que hay 3 pacientes – permítales sentarse formando un diamante. Supongamos que hay 4 pacientes, que ellos formen un cuadrado. En caso de 5 personas, permítales que se sienten como esquinas de una estrella de 5 picos. Si hay seis de ellos, déjelos sentarse en dos hileras. Usted los ordena y los sienta basados en un diseño, tal como los guerreros en un escuadrón se acomodan. En un regimiento, los militares ordenan a las personas para marchar, de la misma forma usted debería acomodarlos en los asientos. El mismo método sirve aquí también. Entonces el magnetismo curativa fluye a través de usted hacia ellos de forma uniforme muy fácilmente y otra vez vuelve a circular en el cuarto por largo tiempo. La misma energía funciona con más y más poder curador, si la colocación de los asientos es buena. Estas son preparaciones que usted debería hacer, de modo que economice en energía, tiempo y trabajo.

Mirando a los Pacientes
Entonces, permite que los pacientes cierren sus ojos primero antes de que el curador los cierre. Que el curador no cierre los ojos primero. ¿Saben por qué? Aquellos que cierran sus ojos comienzan a recibir algo mentalmente. Si el curador los cierra primero él recibe las vibraciones enfermizas de los pacientes de forma mental hacia él. Él forma por lo tanto, el polo negativo. Entonces que los pacientes cierren sus ojos y formen polos negativos, para que el polo positivo comience desde el curador con el magnetismo curativo. Déjalos cerrar sus ojos primero y permite que el curador mire a los pacientes por cerca de dos minutos.

Algunos Métodos explicados
Ahora existen algunos métodos practicados por los curadores de mirar a los pacientes. Uno es – mirar a cada paciente individualmente por unos cuantos segundos en su centro entre las cejas. Otro es mirar al centro laríngeo del paciente. Otro es mirar al centro cardíaco del paciente. Otro es mirar al centro umbilical del paciente. Estos son los cuatro métodos de curar. Primero mirar a los pacientes antes de que cierren sus ojos y entonces comenzar a curar para que un canal se pueda formar. Esta es una forma de curación pero no es muy buena. ¿Por qué? Porque la corriente de energía fluyendo desde el curador es demasiado fuerte algunas veces, entonces será una gran tensión para la constitución del paciente. Puede ser que no haya un efecto calmante y algunas veces puede haber efectos desastrosos sobre el paciente. Si está demasiado débil y muy avanzada su enfermedad, entonces, él estará muy débil, porque usted estaría enviando magnetismo grupal. Vea como la misma agua que lo sana cuando usted está sediento, lo mata cuando usted brinca en ella. De forma similar, si la misma fuerza vital enviada es demasiado fuerte ésta debilita mucho al paciente si él ya está demasiado débil. Por lo que en lugar de mirarlo o concentrándose de esta forma, usted toma al paciente como una totalidad, como a un templo o una torre. Entonces lo mira totalmente, no a sus centros. Entonces un flujo uniforme energético estará ahí. Esto nunca toca al paciente ásperamente en ningún lugar.

Entonces primero que todo mire a cada paciente en su totalidad. Imagine que es un pequeño templo donde Dios vive. Usted debería tener algún pensamiento como vehículo. El mejor de todos los pensamientos es comprender el cuerpo de la otra persona como un templo. Y entonces mire a cada paciente de esta forma por unos segundos. Luego, finalmente mire al grupo en su totalidad. Entonces cierre sus ojos y medite. E imagine las energías de la vida fluyendo desde el SOL, a través de usted hacia el paciente. Y ¿ si todo está en orden? El circuito estará completo como un circuito eléctrico. Si las conexiones son buenas, el circuito estará saludable. De forma similar, cuando todas las condiciones se cumplieron, usted sentirá el circuito, ejem. usted sentirá las energías fluyendo hacia usted como una corriente eléctrica. Usted sentirá que las energías están fluyendo hacia el cuerpo y la mente. Este sentimiento crece más y más de forma definida y fuerte, al pasar el tiempo, porque en el comienzo su vehículo ofrece alguna resistencia a la energía, porque habrá lados físicos que no están acostumbrados a las energías y por lo tanto, están trabajando como no-conductores. Con el tiempo, todos los lados realizarán una transformación y comienzan a trabajar como buenos conductores de las energías.

También al comienzo la mente del curador también ofrece alguna resistencia, porque tiene sus propias ideas acerca de la curación y ellas trabajarán como no conductores. El curador tendrá sus propias ideas. Estas ideas se interponen en el camino de la curación y trabajan como no-conductores. Entonces habrá alguna resistencia en su mente y también al comienzo. Gradualmente, todas estas cosas se alejarán, cuando el curador gane confianza. Por lo que mientras más experiencia tenga el curador, él se estresa menos.

Una precaución es, que si tiene alguna tensión corporal o en la mente, entonces el magnetismo curador se detiene de fluir. Y también si él está ansioso acerca de la curación aún ésta detiene el magnetismo. Si está ansioso, el magnetismo se detiene porque una mente ansiosa detiene las corrientes. Será más fácil si el conoce al paciente. Pero en muchos de los casos no habrá oportunidad de conocer la vida personal del paciente, aún así usted lo puede curar, si el paciente es completamente pasivo. No es importante saber la historia del paciente. Pero si el paciente es más inteligente que intuitivo, entonces el paciente ofrece resistencia. Por lo tanto, usted debería saber la historia del paciente de modo que usted pueda influenciar propiamente su salud. Así es el caso de los pacientes meditativos e intuitivos, no es necesario que usted sepa su historia. Pero en el caso de pacientes intelectuales, es muy difícil sanarlos porque coleccionan pláticas en su camino. Por lo que en ciertos casos en el que el paciente es demasiado crítico e inteligente, usted debería extraerle la historia del paciente de modo que usted pueda mostrar un pensamiento de simpatía acerca de su pasada historia y entonces eliminar la barrera de la inteligencia del paciente. Claro que a través de la experiencia usted irá acumulando todas estas cosas.

Respiración
Ahora, la curación tiene algo que ver también con la respiración de los pacientes, por lo que usted debería aconsejarlos también tal como usted lo hace durante la curación. Usted está bien informado del tipo uniforme de respiración prescrita por Patanjali, ejem. inhalación, lenta, suave, prolongada y uniforme y también una exhalación lenta, suave, prolongada y uniforme. El método debería ser explicado a los pacientes el primer día y decirles que lo observen a usted.

Usted debería demostrarles la respiración con una o dos inhalaciones y exhalaciones antes de comenzar a curar.Entonces usted hace el mismo tipo de respiración. Usted debería instruirlos que observen los movimientos de su propia respiración. Todos en el grupo, no necesitan tener la misma magnitud respiratoria. Por lo que todos deberían hacer el mismo intento para hacer la respirar y mientras hacen la respiración, primero que todo, permítales que todos ellos inhalen lentamente y exhalen lentamente en tres respiraciones y hacer otro grupo de tres más. Debería preguntarles, que inhalen lentamente, meditando sobre el sonido “OM”, porque el “OM”, forma el canal desde el SOL, hacia los pacientes a través de usted.

Mientras están inhalando usted debería hacer el OM mentalmente y mientras está exhalando, usted debería hacer el OM, vocalmente. Debería usted demostrar esto para que ellos puedan más tarde hacerlo.

Por lo que las tres primeras respiraciones deberían ser sin el OM, solo respiraciones uniformes. Las siguientes tres respiraciones deberían ser con OM. Durante este tiempo, usted también respire con los pacientes, el curador debe unírseles. Entonces déjelos que se detengan por dos minutos. Permítales que respiren libres. Y entonces, otra vez hacer tres respiraciones sin el OM, y otros dos minutos de pausa. Déjelos respirar libremente. Y otra vez tres respiraciones. Entonces tres respiraciones y una pausa, tres respiraciones y otra pausa, y otras tres respiraciones y otra pausa, y tres respiraciones. Hacer esto diariamente en el mismo lugar, a la misma hora y minutos. Esto es esencial para el trabajo curador y también hay otros auxiliares. Usted puede añadir algunas cosas de acuerdo a su conveniencia tal como una pequeña luz, incienso en el cuarto. Esto ayudará muy bien a curar.

Muchas gracias a todos.