Descripción breve:

El mandamiento del Maestro es como la sombra del árbol. La sombra del árbol refresca el viento cálido. No abandones la sombra perdiéndote el frescor. El aprecio y reconocimiento social pueden alejarte del fresco y de la sombra. Entonces estarás afectado por el calor, es decir, por la malicia del mundo. Incluso puedes tener una insolación, o sea los golpes fatales del mundo. Los faltos de discernimiento e inconsistentes están expuestos a ese peligro. Permanece fresco y lleva a cabo la acción prevista.

¡Que el mandamiento sea seguido implícitamente!

Dhanishta, 2017

Muestra

5. Tomar el Tren – 1
La Divinidad que buscáis os conduce hacia el Maestro que os da el sendero por el que caminar. Seguid las instrucciones y contactad. El Maestro es la representación de lo Divino, y la enseñanza es el mandamiento divino, que debe adoptarse y seguirse inmediatamente. No debe someterse a discusión o mantenerse en suspenso. Si lo hacéis, surgirán otros pensamientos que os engullirán, evitando que sigáis el mandato. Permaneced atentos para contactar el mandamiento inmediatamente, y trabajadlo en silencio. Entregad vuestra inteligencia y vuestros recursos al cumplimiento de la instrucción. Os mantendrá avanzando en el sendero. Seguir el mandamiento es como ir en tren. Es suficiente con subir al tren. El viaje lo lleva a cabo el propio tren. Vosotros no tenéis que preocuparos por el destino, porque el tren os conduce hacia él. No dudéis del mandamiento, ya que ello os llevaría a bajar del tren. Adoptad el mandamiento nuevamente y subid al tren; estaréis de nuevo en el sendero. No perdáis el tiempo.”