Descripción breve:
El Maestro CVV, el Maestro de Acuario, entregó las reglas de Saturno a sus seguidores, para hacer posible la rectificación de las limitaciones de la personalidad. El propone acorralar a la personalidad, que es la que puede hacer posible que el alma manifieste el propósito de la vida. Se recomienda que se practiquen estas reglas diariamente al ritmo de una regla por día y, de esta manera, completar una vuelta de reglas en un mes de 30 días.

Contenido:
El Maestro KPK entrega en este libro las reglas originales procedentes del Maestro CVV, revisados y comentados por él. El Maestro KPK habló de estas reglas por primera vez durante el December Call en Bangalore, Sur de la India de una forma muy clara. Los comentarios al completo son ahora entregados brevemente a todos aquellos que están practicando el yoga en las diversas partes del globo.

Muestra

PARTE III: Regulaciones comentadas por el Maestro KPK

Regulación 1

Fire of Spirit Saturn cools
Spirit of Service Saturn stops
Rhythm and Order Saturn blocks
Stove sign Saturn deadly cool.

El Fuego del Espíritu Saturno enfría
El Espíritu de Servicio, Saturno detiene
El Ritmo y el orden Saturno bloquea
La Estufa la señal Saturno implacablemente frío.

Saturno representa lo contrario a la vida, lo contrario al calor. Representa concretización. Hace posible la manifestación hasta el físico denso. Su trabajo es contrario al del Sol. A Saturno se le considera un planeta frío, que no permite ninguna expansión. Esto significa que la expansión encuentra su límite. Por lo tanto, a Saturno se le ve como el principio de limitación. Para traer cualquier acto a su límite lógico, uno precisa de Saturno. El límite tiene lugar cuando el fuego del espíritu se extingue. Cada manifestación tiene su límite. Incluso la manifestación cósmica encuentra su límite en la formación de la Tierra Física densa. Por tanto, aquello que se manifiesta ha de retornar a través de los ciclos del tiempo.

Cuando se contempla en el retorno del espíritu, uno encara las condiciones que se indican en esta regla que se acaba de mencionar. Los hombres no llevan dentro de sí mucho espíritu y quedan condicionados por lo material. Pierden la visión de los valores del espíritu de servicio. Los hombres tienden a ser auto-centrados e intentan buscar incluso al espíritu por sí mismos. Ahí es donde se encuentra la ilusión. Los hombres están condicionados por el pensamiento de recibir y de buscar. Piensan en buscar al espíritu. Necesitan pensar que un cambio psicológico va a tener lugar en ellos ahí donde el sentido de búsqueda sea reemplazada por su sentido de ofrecimiento. El servicio es el primer paso hacia ese sentido de ofrecimiento. En la ausencia del fuego del espíritu y del espíritu de servicio, los hombres se mueven sin ritmo ni orden. Entran en un sinfín de ciclos de nacimiento y muerte, lo cual es un movimiento circular. La actividad diaria para los hombres mundanos es una actividad circular, mientras que la actividad circular puede también ser una actividad espiral. Las vidas se mueven de la misma manera que los roedores alrededor de un molino. La vida se convierte en una rutina muerta.

El Maestro compara este estado de Saturno con una estufa, que es muy fría y no permite la emanación de ningún fuego.Este es el estado del hombre mundano, que entra en encarnaciones sin fin, corriendo tras lo material y tras los placeres materiales y cuanto un más se inclina hacia lo material, más tiende a tener un corazón frío y una actividad mortal.

Regulación 2

Stove sign Saturn stalls all
Speeding Spirit stands arrested
Master’s Spirit gently stimulates
Saturn signs agreement.

La estufa la señal Saturno obstaculiza todo
El veloz Espíritu está impedido
El Espíritu del Maestro benévolamente estimula
Saturno rubrica conformidad.

Una vida estancada es un indicativo de Saturno. Saturno es el principio condicionante de la materia. Continúa condicionando al espíritu hasta que la materia domina completamente y el espíritu queda arrestado. El espíritu nunca muere, ya que sin el espíritu, la materia no podría surgir. En el estado más denso de la materia, el espíritu permanece arrestado, dormido. Aunque el espíritu es la base para la materia y aunque la materia sea la hija del espíritu, esa hija crece y se hace más fuerte y condiciona a su benefactor. Es un estado en donde el hijo ata al padre. El espíritu permanece arrestado. Tal es el estado de una piedra y de todo material aparentemente inerte. El espíritu en la materia puede reactivarse con la ayuda del espíritu, el cual no se encuentra condicionado por la materia. El espíritu precisa ayuda del espíritu superior para obtener de nuevo el fuego, reavivarse a sí mismo, transformando la materia de su estado más denso al estado más sutil.

En el tiempo del Maestro CVV, en India, la gente utilizaba el carbón para cocinar. Se precisaba un agente externo para que la llama surgiera del carbón y también tenía que ser reavivado a través del aire para poder utilizarlo para cocinar. El carbón es Saturno. Por eso, el Maestro solía decir con humor que la cocina (estufa) es una cocina Saturnina. No es fácil mantener una cocina Saturnina (una cocina de carbón) que dé buen calor todo el tiempo. Se precisa una continua vigilancia y atención. Con la ausencia de una continua vigilancia y atención, la cocina se enfría. Por lo tanto, se le llama una cocina fría.

En la casa del Maestro había una cocina fría a propósito, que daba muchos problemas a su mujer, no permitiéndole cocinar comida. El solía llamar a esa cocina una cocina fría y una cocina Saturnina. El ve a Saturno trabajando en esa cocina, dando problemas. El incluso, solía llamar a su mujer en broma “cocina Saturnina”:

Aparte de esta anécdota, la materia inerte precisa ignición. Cuando se la pone en ignición, el fuego en la materia surge. De la misma manera, el espíritu del Maestro estimula gentilmente el espíritu dormido del estudiante. Cuando el espíritu del Maestro se encuentra presente, siempre está vigilante. Y Saturno está de acuerdo en liberar al espíritu escondido.

El consentimiento de Saturno es fundamental para el discipulado. A menos que Saturno esté de acuerdo en cooperar, las prácticas del discipulado no podrán ser continuadas. A menos que haya una continuidad en la práctica, las transformaciones deseadas no tendrán lugar. A menos que las transformaciones deseadas tengan lugar, las iniciaciones no se experimentarán. De este modo, el primer y el más importante Maestro con el uno se encuentra en el sendero de retorno al espíritu es Saturno. El Maestro místicamente, dice “Saturno es el Gran Maestro, él es el Gran Viejo. Complácelo con paciencia, con regularidad y con ritmo. Cuando el Gran Viejo es complacido, este te conduce a los reinos más elevados”. Por este motivo, se recomienda servir al Viejo.

Regulación 3

Master’s Spirit bores the way
Gentle boring Saturn senses
Saturn turns servant
Master turns out Work, Life Work
Sense of Life sensed in
Science of Life senses out.

El Espíritu del Maestro barrena el camino
Saturno sensible al Avance moderado
Saturno se convierte en sirviente
El Maestro expele el Trabajo, el Trabajo de la Vida
El Sentido de la Vida es captado
La Ciencia de la Vida emerge.

El espíritu del Maestro es el espíritu de Varuna, el Aswin supra cósmico, al que se le conoce en los planos inferiores como Urano. El espíritu de Urano surge como un rayo del loto del corazón del Maestro y encuentra el loto del corazón del estudiante y desciende hasta el Muladhara, el centro de base. El Maestro CVV llama a este influjo del rayo en el Muladhara, “perforación”. La perforación es un proceso de profunda perforación en la profundidad de la materia. Al rayo de Urano se lo interpenetra y se lo lleva a través de la sustancia del Muladhara para limpiar el camino para la Kundalini. Cuando el rayo de Urano encuentra el Muladhara, su energía planetaria dominante, Saturno, siente el rayo y responde a él. Esta energía de Saturno hace posible anclar el espíritu humano hasta la Tierra. La atracción del hombre a la Tierra y el descenso general que empuja a ese hombre a experimentar está gobernado por Saturno, mientras que el empuje ascendente está gobernado por Júpiter.

Cuando el rayo de Urano comienza a perforar, el condicionamiento Saturnino poco a poco vuelve al estudiante hacia el servicio. El servicio comienza como servidumbre y, posteriormente, avanza hacia el servicio. La servidumbre es trabajar por dinero, trabajar para recibir compensaciones. Desde el punto de vista de lo más elevado, se le ve como el trabajo de un esclavo. En la mente de un sirviente, el pensamiento de compensación predomina más que el trabajo. La compensación esta inextricablemente unida al trabajo. Uno tiende a ir en busca de más dinero trabajando poco. Tales personas están preocupadas en cómo ganar más dinero, trabajando menos. A estos se los llama sirvientes. Pero cuando el espíritu del Maestro toca al estudiante, la importancia del trabajo se realiza gradualmente y la importancia de la compensación queda relegada al trasfondo. Uno encuentra el gusto al trabajo. El trabajo se lleva a cabo para el beneficio de la vida circundante y la compensación se vuelve incidental. Uno obtiene la alegría por el trabajo y uno siente el sentido de la vida.

Toda la creación no es sino acción (Kriya Shakti). A la acción de la naturaleza se la percibe como actividad inteligente, ya que esta tiene un ritmo, un orden y un propósito. Los ríos, los árboles, las plantas, la fauna y la flora, los minerales, los elementos, las energías planetarias, todas están comprometidas en la acción. La fuerza vital en los humanos y en los animales están siempre en acción. Esto es así incluso en las horas de sueño. La acción es la base para la creación y el equilibrio. Cuando esto tiene lugar, el sentido de la vida se realiza. Muchos humanos, incluso los llamados humanos civilizados, no tienen este sentido de la vida; el negocio humano corre tras el dinero, el poder, la codicia, la autoridad, la posesividad, etc. Poco se trabaja por la alegría de trabajar. Únicamente el Yogui sabe que él ha de trabajar, ha de trabajar para el beneficio de la vida circundante. No es que sólo lo sepa, sino que le gusta trabajar para los demás. Ama trabajar para los demás. Ama servir allá donde sea posible. En su mente, no hay pensamiento de que se le recompense de alguna manera. Se olvida de sí mismo cuando sirve. Para él, sus ideales son los planetas, los elementos, las aguas que fluyen, el reino vegetal, el reino animal y el reino de los Devas. Extrae su inspiración de la naturaleza y vive para trabajar. Tales transformaciones son las que el Maestro promete sacar en el estudiante. El estudiante siente la ciencia de la vida. Tal es el trabajo del espíritu del Maestro cuando se le invoca.

button button (1) button-5