Descripción breve:
La mente humana interpreta con mucho desacierto la función de Venus como principio y como planeta, asociándolo con frecuencia con el deseo y el sexo. La presente obra aclara ese concepto tan erróneo y nos dirige hacia la gloria, la belleza y la experiencia de Venus. Esta nos indica también el proceso de purificación y desapego con respecto a la materia si somos capaces de entender apropiadamente el principio de Venus y de trabajar con él.

Venus representa el puro Amor-Sabiduría y la inmortalidad. También pavimenta el camino para la construcción del Cuerpo etérico, el vehículo de luz. Los secretos están escondidos en el principio de Venus.

Contenido:
Experiencia contra Conocimientos; El Sendero Divino; El Sendero hacia la Inmortalidad; El Principio de Venus; Como Construir el Cuerpo Etérico

Muestra

El Principio de Venus

Venus y el Sentido del Color

Se dice que Venus gobierna la belleza, el equilibrio y el amor. Venus gobierna también el sentido del color en el ser humano. Sin embargo, la sensitividad a la luz es un aspecto que nos viene del sol. El sol gobierna la luz y Venus gobierna el color. Venus representa la materia etérica. Cuando la luz pasa a través de la materia, se produce la manifestación del color. El Akasa es la luz astral y por si mismo no manifiesta ningún color. La manifestación del color se debe a la interacción de la luz con la materia. Donde la luz interactúa con la materia, el color se manifiesta; de otro modo, no hay color. Todo es luz. El color es una manifestación, debido a la resistencia de la materia al flujo de la luz. La luz se mueve a gran velocidad y cuando es resistida por la materia, se produce la formación del color. De hecho, lo que vemos como luz es de por si materia. Por eso la primera manifestación de la luz es la materia. La interacción de lo desconocido con la Materia Primordial es lo que hace que se forme la luz.

Venus proporciona la materia sutil y por lo tanto, la luz se manifiesta a través de la materia sutil en variedad de colores.Es como el rayo solar que al pasar por un prisma manifiesta los colores. Este sentido del color en nosotros depende del principio venusiano que actúa en nosotros. La respuesta al color depende de la colocación de Venus en nuestro horóscopo. Los mejores pintores del color son aquellos que tienen una buena relación con Venus. Ellos tienen un mejor sentido del color. El color como lo vemos hoy día, no es sino el efecto del color, pero no el color como tal. Dependiendo de la densidad de la materia, tenemos desde colores radiantes a colores opacos. Si la materia es sutil, el color es radiante y si la materia es densa, el color tiende a ser opaco. Lo que nosotros vemos como colores diferentes no es sino el efecto derivado de la densidad de la materia. Lo que vemos es el efecto del color, pero no el color como tal. El color como tal puede ser visto cuando hayamos crecido en la materia sutil. Esto es lo que le ocurre al pintor. El pintor siente el color en su interior e intenta reproducirlo sobre el lienzo. La percepción del color en su ser es mucho mas radiante de lo que pueda plasmar sobre un lienzo, ya que su visualización del color es en forma etérica y cuando reproduce el color lo hace sobre el lienzo. Por eso el pintor nunca esta satisfecho con sus obras. Lo que visualiza en su interior es tan bueno, tan hermoso y tan radiante, que cuando intenta plasmarlo en un lienzo, el color no es tan radiante.

Trabajar con colores radiantes nos hace ser cada vez más sensibles a la materia entérica. Lo que nos hace responder a los colores en la naturaleza es el principio venusiano que hay en nosotros. Responder al color es responder a la belleza.

Venus gobierna el sentido del color, el sol gobierna el sentido de la luz, Júpiter gobierna el sentido del sonido y del gusto, Mercurio gobierna el sentido del olfato y Marte gobierna el sentido del tacto. Si Marte esta afligido uno quiere tocar a todo el mundo.

Algunas Pautas Relativas al Color

El color naranja estimula al cuerpo etérico y ayuda a construir ese cuerpo en gran medida. A los estudiantes se les recomienda inicialmente que mediten en el color naranja del cielo durante el amanecer y el atardecer. Recordemos que todos los renunciantes en India se visten con una túnica de color naranja por principio. Esto les permite absorber el color al tener constantemente este color en la mente. También llevan un punto de color naranja pintado en el centro del entrecejo. El color naranja hace desaparecer las energías negativas de la emoción, elimina la congestión y hace posible el libre fluir de las corrientes vitales. La veneración a Hanuman el Señor, la divinidad en forma de mono, en color naranja se usa popularmente hasta el día de hoy en India como clave de sexto rayo para superar el dominio del cuerpo emocional. El martes y la sexta fase de la luna están conectadas también con el color naranja.

El color rosa es venerado a través de la hermosa forma de las divinidades femeninas, ya que el color rosa tranquiliza,elimina la depresión y detiene la perdida de vitalidad. “Aumenta la voluntad de vivir”, dice el Maestro E.K.

Contemplar en los colores brillantes refuerza la red etérica y fortalece el cuerpo etérico, cerrando de ese modo la puerta a la probable entrada de sentimientos emocionales a través del cuerpo emocional. Cuando hay escisiones en la red etérica, los estimulantes del mundo objetivo activan el cuerpo emocional y permiten la entrada a las entidades del plano emocional a través de esa relajada elasticidad. El cuerpo físico se vuelve gradualmente enfermo. Cuando la red etérica está débil, tienen lugar la enfermedad, el envejecimiento y la muerte del cuerpo físico. “Que cerremos la puerta donde se halla el mal, nos dice el Maestro D.K.

“Master, please, let us receive the influx of Thy ‘Plenty of Prana’ into our systems, so that we may transcend disease, decay and death, realize the highest Truth, the pure love and the bliss of existence and serve humanity according to Thy Plan”

(“Maestro, por favor, que recibamos la afluencia de Tu “Plenty of Prana” en nuestro organismo, para que podamos superar la enfermedad, el envejecimiento y la muerte, y Ileguemos a comprender la Verdad suprema, el Amor puro y la Bendición de la existencia para servir a la Humanidad según Tu Plan”,) es la oración diaria que sugirió el Maestro CVV.

El trabajo principal del Maestro CVV es fortalecer, desarrollar, dar vitalidad y magnetizar el cuerpo etérico de los seres humanos mediante la invocación del prana y llevar a cabo la transferencia de ese prana en el cuerpo físico, desconectando así el cuerpo físico del cuerpo emocional. Con ello intenta dos cosas: la primera es construir un cuerpo físico fuerte y saludable y la segunda es desarrollar sistemáticamente el cuerpo etérico hasta que alcance su potencia eléctrica y magnética natural, para que de este modo sobreviva a lo físico; es decir, sobreviva a la muerte

Sobrevivir más allá de la muerte es el principio clave de Venus. Esto lo dio de nuevo el Maestro CVV de la manera más sencilla. Sus “Cursos sobre Venus” revelan estos secretos. De manera que Venus es el principio de la inmortalidad.

Ha de recordarse que la expresión primera del cuerpo etérico es a través del color violeta. El color violeta precede al estado físico denso. El color violeta es a su vez reflejo del azul, su contrapartida superior. El color azul representa la síntesis en los mundos superiores, mientras que el violeta representa esa síntesis en el mundo manifestado. El violeta une el reino de los Devas con el reino visible y es por lo tanto el medio que une a los seres humanos con los Devas. Es el puente entre lo visible y lo semivisible y nos lleva a tener la experiencia de lo invisible.

Esotéricamente, el violeta es blanco y el blanco es violeta. Así también, el azul es blanco y el blanco es azul. Venus representa las tres tonalidades de la Luz. Se dice que Krishna el Señor, el joven azul, descendió a la Tierra pasando por Venus.

Gayatri, la Luz de los tres mundos, es una de las claves importantes de meditación seguidas por los arios de los Himalayas desde los tiempos más antiguos. La contemplación en Gayatri es una “técnica de sonido y de luz” dada por los antiguos Sabios videntes para hacer que nuestra forma etérica se convierta en realidad. Es interesante notar que las cinco caras de Gayatri contienen los cinco aspectos del color, a saber: la luz solar, la luz lunar y los colores azul, rojo y amarillo dorado. En los tiempos actuales, el Maestro E.K. es un ser al que se tiene por ejemplo de haber hecho realidad su estado etérico de existencia mediante la contemplación en Gayatri. Como consecuencia de lo cual ocupó un puesto sobresaliente en iniciar a los aspirantes en el mantra de Gayatri.

GAYATRI MANTRA(MP3, 5.8 MB)

button button (1)