IMPARTE: Valentin García

Los cuentos de hadas nos aportan mucha luz sobre la Sabiduría que se ha perdido con el paso del tiempo, porque en la actualidad apenas sabemos algo de su significado, así como del significado de los mitos y las leyendas.

Cuando le preguntamos a la gente qué es lo que piensa acerca de ellos, recibimos una variedad de respuestas contradictorias. Algunos critican los cuentos y los tildan de insensatez, producto de la ignorancia o de una desenfrenada fantasía, mientras que otros los atesoran entre los regalos más preciosos que la humanidad haya recibido.

Los cuentos de hadas han sido narrados desde tiempos inmemoriales y sus orígenes se pierden en los albores de la humanidad. “Erase una vez……”  Nadie sabe quién fue el primero en relatarlos, pero sí sabemos que fueron narrados en largas noches invernales, cerca de la hoguera, y se fueron transmitiendo de forma oral hasta, que a mediados del siglo XIX en Europa, los plasmaron por escrito. En Oriente ocurrió lo mismo, pero los registros escritos son mucho más antiguos. Las historias del Panchatantra por ejemplo, datan del siglo III a.c.

Según la Sabiduría Ancestral los cuentos de hadas genuinos fueron creados y narrados la primera vez por personas que tenían un profundo conocimiento del mundo espiritual. Fueron Iniciados e Iniciadas de las Escuelas de Misterios y poseían la clarividencia despierta de los mundos invisibles. Por este motivo, el significado de los cuentos de hadas es muchísimo más profundo de lo que podemos imaginar.

Los cuentos de hadas se basan imágenes que tocan las fibras más profundas de nuestro Corazón, nos conectan con nuestro remoto pasado y constituyen una fuente inagotable de «agua de vida», para ampliar nuestra comprensión del misterio del ser humano. Esas imágenes están relacionadas con el mundo de las energías y de los arquetipos, con los misterios del hombre, de Dios y del Universo. Son semillas que cuando se plantan en los niños, crecerán en su vida adulta, transformándolos en seres de Luz y de Bien, en verdaderos benefactores de la Humanidad.