Descripción breve:
La anatomía espiritual del hombre es considerada, desde el punto de vista de las enseñanzas de Sabiduría de Oriente, con una correspondencia permanente con las claves astrológicas, ya que la astrología es una de las siete claves de la Sabiduría espiritual. Se incluye una investigación detallada de la significación así como una serie de meditaciones y un glosario imprescindible de términos sánscritos. “Psicología Espiritual” es un libro de referencia al que nos podemos remitir constantemente.

Contenido:
La Psicología Espiritual; Cambio de Polaridad; El Descenso de los Principios Planetarios; Anatomía Espiritual del Ser Humano -Una Sustancia No Material -Los Polos de la Terra; La Evolución de la Consciencia; El Mecanismo Cósmico y Humano; La Mente, entre la Inteligencia y la Materia; La Evolución Espiritual del Ser Humano -Algunos Consejos Para Evolucionar, -Asana (Estabilidad), -Pranayama (Regulación), -Pratyahara (Absorción); El Teclado Oculto, -El Número, -La Forma, -El Color, -El Sonido; Instrucciones Prácticas; Meditaciones; Glosario.

Muestra

 Capítulo 10. Instrucciones Prácticas

Este capítulo está dirigido a aquellos que siguen esta línea de meditación.

Tener un cuademo o libreta de apuntes para usarla como diario espiritual. El diario ha de ser de papel rayado y las tapas de color anaranjado. Se utiliza este color para indicar a los Maestros y a sus discípulos que el estudiante está preparado con su diario. Uno ha de llevar consigo este cuademo o libreta durante todo el día y al mismo tiempo se tendrá cuidado de no dejarlo abierto, de modo que alguien lo pueda leer. Ha de evitarse todo intento por mostrarlo o hacerlo conocido. La intención de mantenerlo secreto ha de ser natural, sin que se le dé más importancia de la que tiene.

Tener una habitación o cuarto por separado para la meditación. Una vez establecido, no cambiar de lugar. Si no hay más remedio que hacer la meditación en otro sitio, indicárselo mentalmente el mismo día anterior a nuestro Maestro desconocido. Hemos de indicar claramente el nuevo lugar también el mismo día anterior. Por favor, estar preparados diez minutos antes de las 6 de la matiana para meditar cada día. Estar aseados y cambiados de ropa al llegar la hora. Tener la foto o imagen de un solo Maestro o Divinidad en un lugar determinado de nuestra habitación. Lo mejor es colocarla en el Norte o el Este, para que podamos colocamos mirando en una de esas dos direcciones. Sentémonos cómodamente, y si lo hacernos en el suelo, pongamos algo sobre él para estar cómodos. Encender un poco de incienso, preferiblemente de sándalo. Relajar el cuerpo y evitar toda tensión nerviosa. Podemos sentamos en la postura que nos resulte más cómoda. La postura más usual es la de Siddhasana (postura de loto).

Al llegar las 6 en punto (hora local) saludar con las manos juntas en posición de Namaskaram Mudra y pronunciar las palabras NAMASKARAMS MASTER. Cerrar los ojos y colocar las palmas de la mano sobre las rodillas. Dejar que la mente reciba las imágenes que quiera, pero observémosla. Esto ha de hacerse durante 15 minutos. (No hace falta que miremos al reloj, pues la mente puede registrar el tiempo aproximadamente). Intentemos recordar la sucesión de los pensamientos. Si la mente se queda en blanco, hagamos que poco a poco empiece a pensar en un loto en el punto del centro del entrecejo y hacia el interior de la cabeza. Al cabo de los 15 minutos intentar acordarnos de los pensamientos y escribirlos en nuestra libreta en lenguaje simple, anotando primero la fecha y después los pensamientos. Si vemos alguna imagen o figura, dibujémosla de manera aproximada en nuestro diario. Si oímos palabras o frases hemos de anotarlas también textualmente. Si las frases que oírnos o vemos escritas en nuestra mente son a modo de instrucciones, procuremos seguirlas durante el resto del día. Después podemos empezar nuestro trabajo diario. Puede que durante el día recibamos mensajes o instrucciones; hemos de estar siempre preparados con nuestro diario para tomar nota de ellas. Si no recibimos ninguna, no tenemos que desanirnarnos, pues uno las recibe sólo cuando es necesario.

Hacer que nuestra mente esté libre de todo programa, aunque sigamos estrictamente nuestro programa diario. Evitar que nuestra mente esté ocupada pensando en personas o en problemas, pero al mismo tiempo no rehuir la presencia física de nadie. Cuando estemos en medio de un grupo de personas, contribuyarnos a que la conversación sea interesante, pero adoptemos una actitud de observadores, sin involucramos mental o emocionalmente en ella. En presencia de otras personas hemos de estar como si estuviéramos solos mentalmente. Seamos activos física y mentalmente, pero nunca dejemos que nuestra mente se sienta desbordada por la actividad.

Evitemos discretamente por nuestra parte toda discusión. Si otros discuten acaloradamente de algo en nuestra presencia, no los interrumpamos, pero desconectemos la mente hasta que la discusión haya tenninado. No contradigamos a nadie, sino tratemos de comprender e identificarnos con el punto de vista de la otra persona para que ésta se exprese y diga todo lo que tenga que decir, dejando de lado lo que no nos sirva de nada.

“Presternos atención a lo que los otros necesitan, pero no a lo que desean”. “Unidad en lo esencial, libertad en lo no esencial y comprensión en todos los motivos”. Estos son los lemas que los Maestros dan a los discípulos que están en el sendero del Raja Yoga.

  • Nunca tratemos de comparar ni de poner en contraste a los Maestros y su trabajo. No evaluemos ni tratemos nunca de encontrar defectos en el trabajo de ningún Maestro. Eliminemos la manía de criticar y de buscar los defectos ajenos.
  • No demos consejos cuando nadie nos los pide. No dejemos de dar un consejo cuando alguien nos lo pida. No aconsejemos en asuntos que nosotros mismos no sabemos con certeza.
  • Alimentemos nuestro cuerpo adecuadamente. Nuestra alimentación ha de ser más cualitativa que cuantitativa, evitando en lo posible que no tenga especias ni condimentos fuertes o picantes.
  • Darse una ducha o baño completo de pies a cabeza al menos una vez al día. Lavarse la cara, las manos y los pies tantas veces como nos sea posible y beber mucha agua.
  • Evitar las cenas pesadas y las comidas opulentas o banquetes, sin llegar a ser antisociales.
  • Evitemos tomar medicamentos, a menos que sea absolutamente necesario. Equilibremos nuestra salud cambiando nuestra alimentación y nuestras horas de descanso y de sueño.
  • Hemos de practicar conscientemente el equilibrio emocional.
  • Planeemos nuestra actividad de cada día e intentemos llevarla a cabo según ese plan.
  • Acostumbrénionos a emplear nuesti o tiempo, nuestro dinero y nuestra energía con sentido. llemos de poder contabilizar las horas de trabajo útil e interesante.
  • Hagamos cuenta de todos los gastos y tratemos de eliminar artículos de lujo o cosas que estén de más, evitando los excesos y el derroche.
  • Se recomienda parquedad en el hablar. Las palabras han de servir para iluminar o aliviar del peso a los demás. Intentemos pasar por alto los defectos o aristas negatívas.de los demás con una frase feliz y de buen humor.
  • Aprendamos a sonreír con el corazón, con la mente y con el semblante y entonces podremos ayudar a que los demás no se tomen tan en serio sus propias dificultades. Esto le dará una rápida expansión a nuestra alma, así como al alma de los demás.
  • Atraer a los demás es un arte sagrado. Nosotros podemos curar la mente, el alma y el cuerpo magnetizándolos con nuestra manera de atraer. Atraigamos la mente de los demás, pero no los induzcamos a falsas ilusiones ni les hagamos falsas promesas.

Descargas

Descargar PDF Comprar Libro